15 de enero de 2007

Ángel de la Guarda

Rezaba. Sentía como el frío calaba por sus huesos. La enorme iglesia, alguna vez refugio para el alma de miles de personas, se encontraba vacía y silenciosa. Solo él se encontraba arrodillado en uno de los bancos de la iglesia, con los ojos cerrados y las manos juntas apoyadas en el reclinatorio.
Rezaba todo lo que se le venía a la memoria. A su mente venían imágenes de sus clases de catecismo cuando era un niño, preparándose para su primera comunión. Su primera oración fue el Padre Nuestro, pero nunca le gustó el final. "Líbranos del mal", decía, y no podía ser más apropiada ahora. "Líbranos del mal", repetía, y su cuerpo se estremecía como si de convulsiones se tratara.
"Dios te salve, María", comenzó a recitar luego en su cabeza, y de inmediato pensó en rezar un rosario. Pero se encontró con un problema: nunca aprendió cuáles eran los misterios -"¿qué día es hoy, miércoles? ¿Son los gozosos, los dolorosos?"-. Además, rezarlo lleva tiempo y tampoco tenía a la mano el rosario de pétalos de rosas que heredó de su madre. "Ruega por nosotros los pecadores... mejor cambio de oración".
Pensó en el Credo -"¿el largo o el corto?"-. Se ruborizó al constatar de que no se acordaba de nada. Justo ahora, olvidarse del Credo. Le venían algunas frases, "...de todo lo visible y lo invisible... fue crucificado, muerto y sepultado", pero no mucho más.
En medio de su tribulación, encontró la plegaria que estuvo siempre en su corazón y que le enseñó su madre: la oración para su Angel de la Guarda. "No me desampares ni de noche ni de día, no me desampares ni de noche ni de día", su mente y su corazón repetían la frase ininterrumpidamente.

El tanque estaba en la puerta de aquella iglesia, listo para disparar. Sólo esperaba la orden del capitán al mando.

Sintió un resplandor que lo encegueció. Luego un estallido. No pudo siquiera reaccionar. Fue lo último que escuchó.

- No había nadie en la iglesia, capitán. No encontramos restos - dijo el soldado presuroso.
- Habrán huído todos, cobardes. Ya no podrán regresar.

__________________________________
La obra es de la ilustradora Anne Bedos y se llama "Guerra"
__________________________________
En otro orden de ideas... necesito todo el apoyo con el que pueda contar para la grabación que realizaremos este sábado para el programa "SUPER BEBÉ". Necesito tantos niños como pueda encontrar para que participen en el mismo. Aquí está el anuncio con la solicitud. Cuento con su ayuda para hacerlo llegar a la mayor cantidad de gente posible.
Besos y abrazos a quien corresponda...

5 comentarios:

rafico dijo...

El jueves leí que me dejaste tarea y el fin de semana pensé en ello..

Aquí mis reflexiones:

Creo que nos aporta el detenerse y observar que nos observamos… yo viví o vivo un cambio sustancial en mi vida, que me ha exigido mucho, y en el proceso de adaptarme a éste, he cambiado rutinas…. (conocí lo que es sudar para comer, tener callos y ampollas en manos y pies, ver como cambia tu cuerpo con tu cambio de vida…)

Por otro lado, las trivialidades nos hacen trascendentes, hablar sobre ellas es importante porque nos desmitifica, si, la manera tangencial como uno se imagina al otro, merece que identifiquemos cosas de nosotros mismos en otros, y así reconocernos como similares…

Tu dirás que le doy demasiado cepillo al asunto, pero créeme que para mi es muy importante reflexionar sobre lo que somos y el como nos reconocemos.

Cinco cosas que no sepas de mi….

Con tu permiso uso tu plantilla de comentarios, para contar algunas. Tu sabes que en SUCESOS, manifiesto silencios míos, por lo que enunciar cinco cosas que no conozcan de mi, creo es redundar.

Sin embargo, y para corresponder a tu invitación de la manera que toca, quiero compartir contigo algunos secretitos míos. (Aunque sé que algunos de tus lectores son también mis lectores).

1. Una de las cosas que ha cambiado es la rutina en el baño, me explico, en el campo y cuando le da a uno ganas de hacer pipi, sin tanto misterio evacuamos donde podamos… esto suena lógico, pero me ha traído cambios, pues ahora lo disfruto, es casi un hábito, incluso si en la casa hay sanitario no lo uso (claro, a menos que esté en la ciudad), además me gusta hacer figuritas en la tierra….

2. Por esta época hace un año, por andar de pelietas, me provocaron una herida abajito del ombligo, (no tan abajo…), al principio me deprimí porque había quedado marcado de por vida, sin embargo, la cicatriz que me quedó, ahora me gusta, de hecho, creo que se me ve sexy…

3. Me gustan las plantas y mucho…mis preferidas son, un arbolito muy antiguo que está en mi finquita y del cual mis bisabuelos, hacían cucharas, y una matita que está en la casa de mi tía, la cual, hace varios años la traje de tierra caliente a tierra fría y a pesar del cambio de clima, se conserva muy bien, no le sé el nombre, algunos la llaman “cuernos de alce”

4. Lavo mi ropa, arreglo mis cosas y hago aseo, todos los Jueves en la mañana, lo hago religiosamente, nada, pero nada, me hace cambiar ese día y horario…

5. Mis post los escribo primero a mano, y luego los paso a Word… Los comentarios los imprimo y los leo por el camino…

***********
Sobre tu actual post:
- Nuestro gran flagelo, “la violencia”, tiene sus propios ritos y en ellos, la santificación de los crímenes y los criminales…, pareciera que el temor de hacer algo malo se calme con una oración, o como si se le quitara el peso moral al rezar un padrenuestro…

- Mucha suerte con la convocatoria y mucha paciencia también… Tanto bebe asusta.

***********
Gracias por compartir tu vida…

Un abrazo más que especial señor Momai, hasta pronto compadre…

Naky Soto dijo...

¡Carrizo Jo! Fíjate tú que paradoja: cambias esta página y le das el blanco y unos colores maravillosos de contraste, cuando venías de aquel cerrado negro y resulta que los temas que has venido trabajando son de una densidad considerable...

¡No tolero la violencia en cualesquiera de sus manifestaciones! Me consuela el tránsito por la vida al lado de buena gente como vos... y no es un consuelo de tontos, es una garantía de esperanza vital.

Te quiero,

Goathemala dijo...

Vaya, esto de conocernos un poco más está bien ¿verdad?

Es escrito me ha gustado mucho y deja un final abierto. Me quedo con ganas de conocer el contexto: qué lo ha generado, en qué te has basado.

Suerte en tu convocatoria espero que tengas mucha gente.

Saludos.

Jose dijo...

Panita! vamos a ver si ahora el perverso blogger beta me deja postear un comentario, cosa que he tratado de hacer infructuosamente desde 2 post antes. No me ha servido ni siquiera pretender ser anónimo. A mi me impresiona mucho ver como gente que se autodenomina atea se vuelve religiosa cuando la cosa se pone color de hormiga, supongo que el acto de rezar calma y genera esperanza aun para el mas descreido. Cuando chamo yo siempre imaginaba que el dichoso angel de la guarda tomaba forma corporea y se convertia en mi pana para acompañarme a labores importantisimas como elevar cometas (papagayos), jugar scrabble o simplemente charlar un poco. Un pana mío, ya mayor, me contó que el tenía fantasías eróticas con esos ángeles musculados y caraculiámbricos que retratan algunas ilustraciones. El caso es que esa figura está presenta con mucha fuerza en nuestra cultura, así que de algún modo no nos ha desamparado. Buen relato!

Edtor Felipe S. dijo...

uuumm interesante. Que bien cambio de luck para tu blogger ;D Cuídate mucho.