15 de diciembre de 2007

Una sorpresa salida del closet

Hoy me enteré de algo que resultó ser una muy grata sorpresa que me llenó de alegría, orgullo y agradecimiento. Ana Bracho, columnista de la revista marabina Tendencia, escribió un artículo sobre el blog que este servidor publicara en BBC Mundo y de verdad que estoy muy agradecido por los comentarios que hace sobre lo que leyó en él.
Como la versión electrónica de la revista no tiene su contenido, acá les transcribo el artículo. De nuevo, a Ana Bracho y al equipo de la revista Tendencia, muchísimas gracias.

Un blog salido del closet
por Ana Bracho

Jogreg es un venezolano con una pluma envidiable y con un cuento interesante bajo la manga. Aunque no soy ajena a los vicios de internet, tengo que admitir que no me sentía nada atraída por el mundo de los blogs… hasta ahora.
En vista de mi ignorancia cibernética, una amiga –que sí es experta en esto de diarios y desahogos via internet- me recomendó varios sitios. Música, cómo vivir en una tierra de misses con unos kilitos de más y artículos de periodistas regionales no pudieron competir con el inesperado cuento de Jogreg, que ya con el título se había ganado mi atención: Al salir del clóset: No ha sido facil.
Así como se iba robando unos minutos de mis horas de trabajo, el cuento de Jogreg también ha hecho lo propio con quien ose toparse con su casi novela. Este venezolano originario de Guatire tomó como hobbie un concurso de blogs de la BBC Mundo, sin darse por enterado de que en sus manos tenía el relato ganador.
Ni la redacción del medio británico, no los competidores y curiosos pudieron despegarse de la historia del joven venezolano que se las ingenió para contar cómo salió del closet ante su familia y amigos.
A sus treinta y tres años de edad consiguió la valentía que le faltaba para reconocer lo que la mayoría de su tiempo trató de esquivar: su orientación sexual. Jogreg no se guardó nada. Es como si hubiera arrancado las páginas de su diario –nada ordinario- para escanearlas con todo y notas al pie de página.
Son cinco entregas que mejor no podían comenzar con A través de ella. Este primer ensayo es sin duda el enganche de Jogreg. Es el que, al terminar de leerlo, te deja ansioso por saber qué pasó. Es una mirada a lo que su madre sospechaba cuando su niño se negaba a jugar con carritos y a salir a fiestas de quinceaños. Se puso en los zapatos de su progenitora para entender el impacto que le causó el hecho de mudarse con su mejor amigo. Es aquí donde conocemos a fondo a Jogreg, desde su infancia, adolescencia y todos aquellos detalles que cualquiera trataría de pasar inadvertidos.
Una ida aventurera a Nueva York es el escenario de la segunda entrega. En qué lío me metí relata un flechazo en pleno viaje de negocios. Aunque a veces volteé la mirada de la pantalla para sentir que me inmiscuía en la intimidad de otra persona, era imposible dejar de leer.
Consíguete una novia es el nombre de la tercera entrega. Mejor título no había para lo que Jogreg escribió sobre la reveladora conversación que tuvo con su mejor amigo y el consejo que este decidió darle al verlo salir del clóset. Cuenta cómo ante la insistencia de su amigo le fue sincero hasta dejarlo atónito.
A medida que las entregas avanzan Jogreg se muestra más experimentado y luchando por aceptar su realidad y defectos. ¿Y si funciona? muestra a un joven que ve cómo crece ante sus ojos la relación más seria que ha tenido. En la quinta y última entrega, Jogreg dejó volar la imaginación de todos sus lectores. Mejor que sepan es un relato que no se sabe si es ficción, una experiencia robada o un flash de lo que él se depara en el futuro. Al mejor estilo de despecho relata cómo un hombre en sus cincuenta debe afrontar la ruptura de una relación que siempre mantuvo en secreto.
Comentarios de todas partes le han llovido a Jogreg por sus palabras. Unos de felicitación por su forma gráfica de escribir, otros de reproche. Lo que hay que reconocerle es la valentía de contar una historia propia con nombre y apellido, donde más de una vez no queda bien parado. Recomiendo leerlo como un ejercicio de paciencia y tolerancia para todos.

12 de diciembre de 2007

¡Ciberchuíto conectando!

Después de dos años, y gracias al excelente trabajo de diseño de nuestro coordinador Erasmo Ferrante, tenemos al aire la página de nuestra primera comiquita "LA MÁQUINA DE CHUÍTO". En ella podrán conocer de qué trata la comiquita, la sinopsis de los capítulos, la vida de los personajes principales, podrán echarle un vistazo a cómo es el pueblo donde viven y lo más importante: podrán ver el demo, bajar wallpapers, la música original de la comiquita y hasta jugar con Ciberchuíto.
Estamos muy orgullosos de que ahora en la red podamos contar con esta herramienta para que los niños de toda Iberoamérica conozcan a Chuíto y a sus amigos, ¡la primera comiquita educativa hecha 100% en Venezuela!
Espero que les guste.

7 de diciembre de 2007

Prueba de amor

- Juancho, ¿estás seguro?
- Segurísimo.
- Mira que después no te puedes arrepentir.
- No me voy a arrepentir, esa es la mujer de mi vida y eso no va a cambiar.
- Es verdad, Mariana es un mujerón, pero esto…
- Esto es un compromiso, Ernesto, es una forma de mostrarle mi intención de estar con ella para siempre. ¿Me vas a acompañar o no?
- Compadre, usted sabe que yo lo acompaño hasta donde tenga que acompañarlo porque para eso son los amigos. Yo solamente quería que lo pensaras mejor…
- ¿Pensarlo mejor? Coño, Ernesto, en serio… ¿alguna vez me habías visto tan feliz en la vida?
Ernesto se dio un momento para pensar. Conocía a Juancho desde hacía mucho rato, unos 15 años, cuando eran unos muchachos patineteros que les gustaba escuchar música en la calle y fumarse un porrito escondidos en el parquecito que quedaba en la esquina de la urbanización. Se conocieron todas las novias, se apoyaron en cada ruptura, se burlaron de cada cacho recibido y se alcahuetearon cada canita al aire que fuera posible echar. Sus cumpleaños eran una rumba donde el otro no podía faltar. En las buenas y en las malas, Ernesto y Juancho habían contado siempre el uno con el otro. Y ciertamente, desde que está con Mariana, Juan Carlos es un tipo feliz. Le cambió la cara, aumentó unos kilos, vivía pendiente de verse bien y de sentirse bien, todo para complacer a Mariana.
Y Mariana… ella no se quedaba atrás. Cuando Juancho decía que Mariana era un mujerón, no le faltaba razón. Y no era un asunto solo de físico –vamos, que aunque todos sabemos que la belleza es un asunto subjetivo, en este caso cualquier mortal habría dicho que Mariana está buenísima-. Mariana es lo que llaman “una mujer para casarse”: profesional, inteligente, trabajadora, responsable, simpática, alegre, ordenada…
- Es que Mariana es…
- ¡Un mujerón, compadre, un mujerón! Y nadie puede negar que me saqué la lotería el día que esa mujer decidió mirar para acá, donde estaba este pobre mortal que optaba por el amor de una musa, de una diosa del Olimpo.
- Sí, compadre, te entiendo… Ese debe ser uno de los misterios de la humanidad: ¿Qué fue lo que te vio?
- No lo sé, y tampoco se lo voy a preguntar.
No había manera de convencerlo de lo contrario, no había argumento posible. Ernesto no tenía cómo evitar lo inevitable. Ya estaban en el centro comercial y Juancho caminaba raudo y veloz a su destino.
- Llegamos.
- Sí, llegamos.
En la puerta del local se leía escrito en letras góticas la frase “Dermis Tattoo”. La vitrina estaba repleta de piezas de piercings para ser colocadas en los lugares más inverosímiles del cuerpo humano. Dentro del local, enormes catálogos mostraban diseños de estilos muy diversos de tatuajes para quienes desean dejar en su piel una marca indeleble que por lo general representa una etapa especial de su vida, un amor, un deseo, una esperanza.
Los recibió un hombre robusto, no muy alto, ojos rasgados y pequeños, con el cabello peinado con una cresta naranja en la parte superior y afeitado al rape a los lados. Aunque la mejor manera de describirlo no es sino a través de sus señas particulares: tenía tatuajes visibles en los brazos, en el cuello, en el cuero cabelludo, en las manos, y tantas perforaciones en las cejas, la nariz, los labios, las mejillas, las orejas, que eran imposibles de contar. Y eso era solo en los lugares que quedaban desnudos, a la vista.
- ¿En qué los puedo ayudar?
- Aquí el pana quiere hacerse un tatuaje –dijo Ernesto, aun sorprendido con el aspecto del artista.
- ¿Ya sabes qué te quieres hacer y en dónde?

Juancho había seleccionado un corazón rojo bastante realista, en el que se notaban las venas coronarias. Detrás del corazón salían unas alas angelicales abiertas de par en par, y atravesando el corazón, una banda de tela en el que escribirían con letras góticas negras el nombre del amor de su vida: Mariana. El tatuaje estaría ubicado en el brazo derecho de Juancho, a nivel del hombro, y sería de un tamaño bastante considerable: ocuparía casi todo el ancho del brazo.
Juancho se miraba en un espejo el boceto del tatuaje, la horma que serviría para realizar la obra de arte. Mientras más lo veía, más le gustaba la idea.
- ¿Cuánto tiempo se tarda esto?
- Unas tres horas, pana. Tiene varios colores, es algo grande…
- ¿Y a ti que te parece, Ernesto?
- ¿La verdad? Arrechísimo.
- ¿Qué crees que va a decir Mariana?
- Le va a encantar…
- Bueno, vamos a darle entonces.
El artista empezó a preparar el material completamente esterilizado para hacer el tatuaje. Poco después, empezó a sonar la máquina que indicaba que la pequeña aguja teñida de negro comenzaba a darle forma al diseño aplicado sobre la piel de Juancho, que se mantenía incólume ante los pinchazos. Ernesto estaba seguro de que Juancho se estaba aguantando: siempre fue un miedoso para el dolor. Pero en esta oportunidad, tenía que hacerse el valiente, porque el esfuerzo valía la pena.
Un par de horas después, aburrido de verle la cara impávida a Juancho, Ernesto decidió salir a fumarse un cigarro y a comprarse un café. Todavía faltaba escribir el nombre de la susodicha, y eso se llevaría una hora más. Salió del local y encontró una pequeña cafetería, con mesas y sillas disponibles en un lugar fresco y aireado, donde podía sentarse a esperar que Juancho saliera del martirio. Se sentó y pidió un capuccino con crema y bastante azucar. Prendió el cigarro y se dedicó a ver a quienes caminaban por el centro comercial.
Fue entonces cuando la vio. Mariana caminaba con su actitud de siempre, espléndida, voluptuosa, alegre. Ernesto pensó en levantarse a saludarla, pero teniendo cuidado de arruinar la sorpresa que Juancho le estaba preparando. Mientras pensaba en esto, un hombre se acercó a Mariana con lo que le pareció primero un exceso de confianza. La tomó de la cintura. Se reían juntos. Le estampó un beso en la boca.

El tatuaje de Juancho quedó realmente muy bueno. Era una verdadera obra de arte, de la cual su mamá se sintió siempre muy orgullosa. El amor de su hijo era infinito, y lo llevaría teñido para siempre en su piel.

3 de diciembre de 2007

Esperanzas renovadas

Anoche me fui a la cama sin saber. Sin querer saber. Las frustraciones, las tristezas en noches similares a esta habían sido muchas y no sabía como tomaría una nueva derrota.
Así me sentía. El ruido de los cohetes me despertó de un sueño irregular y nervioso. Tenía el control remoto del televisor a la mano, no me costaba nada encenderlo para enterarme. Pero no me atreví, me giré y le di la espalda a la posibilidad de terminar de amargarme la noche. Me puse una almohada sobre la cabeza para mitigar el ruido, nada me daba señales de que la celebración también era mía.
Dormí, y dormí mal. Soñé cosas rarísimas, cosas que no recuerdo y que me mantuvieron ansioso durante toda la noche. Cansado, abrí los ojos y vi la hora: 6:15 am. "Ahora sí, a enfrentar la dura realidad. Vamos a ver qué tan socialista es este país". Tomé el control remoto y prendí el televisor.
"VENEZUELA DIJO NO" era el titular que ocupaba a full pantalla la transmisión. Se me quitó el sueño. Pensé que era mentira, que la mente me estaba jugando una mala pasada. Pero otra parte de mi se empezó a llenar de esperanzas, así como mis ojos se llenaron de lágrimas.
El presidente Chávez tiene fecha de salida, y esa es la mejor noticia que he recibido en mucho tiempo.
No todo está perdido. Hoy Venezuela me dio razones para creer en ella nuevamente. Gracias, muchas gracias.
__________________________
El dibujo es de Nacho Casanova y se llama "Votación".

30 de noviembre de 2007

Marcha por el NO

Tomo la foto de la página de Disidente para decir que estoy orgulloso de haber visto tanta gente, de haber vivido con mucha emoción una expresión increíble de civismo, para decirle al mundo que muchos, muchos de nosotros no queremos la Reforma Constitucional propuesta por nuestro Jefe de Estado.
Yo no sé si finalmente ganaremos o no. Por ahí ruedan encuestas que por primera vez hablan de una vulnerabilidad evidente del lado gubernamental, que perdería su halo de "invencible". No sé si la manifestación de ayer sea demostración de voluntad mayoritaria. Pero lo que es obvio es que si un gobernante no actua consecuentemente ante la expresión de tanta gente, es porque su ánimo no es incluyente. Aunque diga que gobierna por los que históricamente fueron excluidos. Aunque sea mayoría, moralmente eso ya no importa. Porque incluir a unos no puede significar excluir a los otros. Porque no creo que sea imposible que trabajemos todos juntos por un mismo objetivo.
Pero en un país gobernado por un hombre que alimenta las teorías conspirativas, que busca y consigue enemigos en todas partes -y si no, los inventa: Bush, Uribe, los golpistas y ahora hasta Santander, ¡válgame Dios!-, manipulando descaradamente a quienes lo siguen diciéndo que los culpables de sus malogradas vidas no son otros que aquellos que hoy viven mejor que ellos, pone cuesta arriba la posibilidad de apoyarlo.
Porque así no se gobierna. Dividiendo no se gobierna. Sembrando odios no se gobierna. Alimentando tempestades. Y si algo ha demostrado nuestro primer mandatario es ser el amo de las tormentas. Es un arte que logra muy bien, agitar las aguas y repetir sin piedad "quien no está conmigo está contra mi". Y eso no es aceptable, ni siquiera creyendo que tiene la solución para los males de la humanidad. Aunque el hombre fuera el Mesías, que no lo es, su actitud segregacionista solo puede tener por respuesta un único y contundente NO.
Nos vemos el domingo en las filas de las mesas electorales.

28 de noviembre de 2007

La Escuela de Comunicación Social se pronuncia

LA ESCUELA DE COMUNICACIÓN SOCIAL
DE LA UNIVERSIDAD CATÓLICA ANDRÉS BELLO
ANTE LA REFORMA CONSTITUCIONAL

La Escuela de Comunicación Social de la Universidad Católica Andrés Bello, preocupada por las consecuencias que la aprobación de la reforma constitucional tendría sobre el mantenimiento de nuestro sistema democrático y particularmente atenta ante la posible restricción del derecho a dar y recibir información, considera necesario hacer del conocimiento público su posición en torno a este proceso.

1.- Conforme a la constitución vigente, la propuesta no constituye propiamente una reforma sino un cambio sustancial de los principios fundamentales de la carta magna que ameritaría la convocatoria a una asamblea nacional constituyente.

2.- Algunas de las modificaciones coliden con otros principios y derechos fundamentales de nuestra sociedad democrática, los cuales no podrían ser alterados ni siquiera por una asamblea nacional constituyente:

La propuesta intenta crear un Estado regido por una sola ideología y un solo sistema socio-económico, el socialismo, lo que atenta contra el principio fundamental del pluralismo político que se encuentra en la base de cualquier sociedad democrática.
Se propone una estructura político territorial centralista y dependiente del Presidente de la República, en detrimento de la descentralización y la elección directa de las autoridades regionales y locales.
Varios de los artículos vulneran el principio de progresividad, pues representan un retroceso en cuanto a los derechos y garantías constitucionales tales como la participación ciudadana, la libertad económica, la propiedad intelectual, el derecho a educar y ser educados en libertad, el libre desenvolvimiento de la personalidad y los derechos y garantías en los estados de excepción.
La propuesta de reelección presidencial indefinida favorecería el ejercicio perpetuo del poder por una misma persona, en especial en países como el nuestro donde el peso del Ejecutivo es determinante.

3.- La modificación relacionada con la propiedad intelectual desdibuja y debilita gravemente este derecho, fundamental en el quehacer universitario, al omitirse su reconocimiento y protección expresa sobre las obras científicas, literarias y artísticas, invenciones, innovaciones, denominaciones, patentes, marcas y lemas. Tal falta de precisión podría conducir a que el legislador dicte leyes que restrinjan los derechos de propiedad intelectual y deje sin efecto la protección de estos derechos previstos en los tratados internacionales actualmente suscritos por Venezuela. Esto desmotivaría la creación cultural y la investigación e innovación tecnológicas, y afectaría a los sectores culturales, tecnológicos, comerciales, productivos e industriales, entre otros.

4.- La restricción del derecho al debido proceso durante los estados de excepción implica una violación de los derechos humanos que constituyen los pilares fundamentales de cualquier Estado democrático.

5.- En lo que respecta a la restricción del derecho a la información durante los estados de excepción, se liquida el principio de transparencia que rige la actuación del Estado. El derecho a la información significa en cualquier sociedad democrática y plural el ejercicio del control de la sociedad frente al Estado. Sin ciudadanos informados no pueden ejercerse plenamente los derechos políticos y ciudadanos ni exigírseles a las autoridades la correspondiente rendición de cuentas por su gestión. Tal situación se agrava en los estados de excepción, en los que el Estado se encuentra habilitado para ejercer el poder sin las limitaciones que de ordinario tiene, pues es en dichas circunstancias cuando se justifica aún más el derecho a la información.

6.- La Asamblea Nacional ha incumplido con el procedimiento previsto en el texto constitucional vigente al incluir disposiciones adicionales sin que se cumplieran las normas para proponer tales reformas y sin que efectuaran con respecto a éstas las tres discusiones exigidas para su aprobación. Además, la propuesta de reforma careció del necesario pluralismo y del carácter reflexivo que debe tenerse frente a un proceso de modificación constitucional como el planteado, que exige el consenso de todos los sectores de la sociedad y de todas las corrientes políticas, sociales y culturales del país.

7.- Respaldamos y apoyamos las iniciativas emprendidas por los estudiantes de todas las universidades del país, y en especial de esta universidad, relacionadas con la necesidad de abrir un espacio amplio, sereno y plural de discusión y crítica de las propuestas, para que la sociedad tenga un conocimiento cabal de su alcance y pueda asumir libremente su posición.

8.- Condenamos los actos de violencia que se han producido en el marco de las manifestaciones cívicas de las últimas semanas, en las que han resultado personas fallecidas, lesionadas y detenidas.

9.- Por último, manifestamos nuestro respaldo irrestricto al Rector de la UCAB, padre Luis Ugalde, ante las agresiones verbales de las cuales ha sido objeto recientemente por la más alta magistratura de la República.

Caracas, 26 de noviembre de 2007

Tiziana Polesel
Directora
Escuela de Comunicación Social

26 de noviembre de 2007

Sobre la Reforma Constitucional

Luego de leer la propuesta de Reforma Constitucional puesta en marcha por el Presidente Hugo Chávez y complementada por la Asamblea Nacional, estas son algunas de las razones por las que votaré en contra de la misma:

1. No entiendo cómo el Poder Popular no nace del sufragio. "El Poder Popular se expresa constituyendo las comunidades, las comunas y el autogobierno de las ciudades, a través de los consejos comunales, los consejos obreros, los consejos campesinos, los consejos estudiantiles y otros entes que señale la ley." (Art. 136) Es simplemente absurdo, porque refleja lo que hemos venido viviendo desde hace rato, que es una especie de democracia tumultuaria donde las minorías no se respetan. Por otro lado, para formar parte del Poder Popular, tienes que organizarte como Consejo Comunal y dicha organización debe ser aprobada por el Presidente o Presidenta de la República. ¿Y si me organizo de otra forma, entonces mi voz no vale?

2. No quiero darle al Presidente de la República la potestad de manejar al Banco Central de Venezuela, porque ese es el dinero de mi país y no creo que sea recomendable darle un cheque en blanco a nadie para que maneje a su antojo las reservas internacionales. "Las reservas internacionales de la República serán manejadas por el Banco Central de Venezuela, bajo la administración y dirección del Presidente o Presidenta de la República, como administrador o administradora de la Hacienda Pública Nacional."(Art. 318)

3. No creo en la posibilidad de que una persona, sea quien sea, tenga la opción de ser Presidente o Presidenta de la República para toda la vida. Porque es cierto que es potestad del pueblo elegir a sus gobernantes, pero también es responsabilidad de los gobernantes guiar al pueblo en la ruta de un sistema democrático. Un gobernante sensato sabe que debe tener un límite, y si se quiere continuidad, el sistema de partidos debe funcionar para que otra persona con la misma visión de país del gobierno de turno gane las elecciones. Pero ¿la misma persona? Así no.

4. No estoy de acuerdo con que las condiciones para la convocatoria a referendo se compliquen, en vez de facilitarse. De hecho, es legalmente absurdo, porque sería retroceder en lo que se refiere a garantías constitucionales. Una nueva ley no puede ir en detrimento de los derechos obtenidos en los marcos legales anteriores, y en este caso, es como que si nos estuvieran quitando parte de nuestro sueldo. Ahora tenemos que recoger más firmas para un referendo, y obtener más votos que los previstos en la constitución del 1999. ¿Quién lo entiende?

5. No entiendo una constitución construida sobre la base de un proyecto político. Toda la constitución hace referencia a la "construcción del socialismo". "Las comunas serán las células geo-humanas del territorio y estarán conformadas por las comunidades, cada una de las cuales constituirá el núcleo espacial básico e indivisible del Estado Socialista Venezolano" (Art. 16) ¿Y si yo no creo en el socialismo? ¿Y aunque crea, qué pasa con los que no creen? ¿No existen? Una constitución debe permitir que todos tengan su espacio, y esta no lo hace.

6. Es insólito que la Administración Pública deje de estar fundamentada "en los principios de honestidad, participación, celeridad, eficacia, eficiencia, transparencia, rendición de cuentas y responsabilidad en el ejercicio de la función pública" (Art. 141 de la actual cosntitución). ¿Qué pasó con esa parte del artículo? ¿Es que la lucha contra la corrupción ya no es prioridad en este país?

7. No creo en un pueblo preparado para la guerra. "La Fuerza Armada Bolivariana constituye un cuerpo esencialmente patriótico popular y antiimperialista, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación, preservarla de cualquier ataque externo o interno y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante el estudio, planificación y ejecución de la doctrina militar bolivariana, la aplicación de los principios de la defensa militar integral y la guerra popular de resistencia". No creo en un pueblo armado, ni en las milicias, porque no creo en el poder de los uniformes y de las armas para lograr acuerdos. No creo en militares que me vean a la cara imaginando la posibilidad de que están viendo a un enemigo.

Se supone que hay razones para votar Sí. Es posible, pero comprendo que hay suficientes razones para no aceptar la reforma, aunque eso implique renunciar a algunas de las ventajas que pueda traer. No creo que esta reforma nos lleve al país en el que quiero vivir.
Por estas, y muchas otras razones, mi voto este domingo será NO.

14 de noviembre de 2007

Sobre la Reforma (III) ¡Por fin!

Día de Acción Bloguero

Ahora sí, mi amigo Disidente me agarró la caída y diseño un banner mucho más acorde al espíritu de mi propuesta. Aquí se los dejo:
Día: 26 de noviembre de 2007
Tags: Reforma, Sobre la Reforma
Todos opinemos sobre la reforma constitucional, convirtámoslo en un tema de relevancia para la blogosfera criolla, y que el mundo se entere de nuestra postura sobre este asunto. Hagámoslo vibrar.
Los banners, aquí.

13 de noviembre de 2007

Sin lugar

Todavía no me había acostumbrado a la idea de que esa ya no era “mi casa”. En más de una oportunidad me sorprendí “in fraganti” diciendo que iba a “mi casa”, cuando en realidad desde hace un buen rato ese lugar se convirtió en la “casa de mi mamá”. Claro, es comprensible, porque viví en esa casa desde los 5 años. Nos mudamos a ese apartamento en diciembre de 1979. Mi mamá dice que ella fue la primera en habitar el edificio, incluso antes de firmar el documento que la hacía propietaria del inmueble de 5 habitaciones y 3 baños en el que insospechadamente estarían nuestros recuerdos de casi tres décadas.
Hoy, ese apartamento está listo para ser vendido, traspasado a una familia que, como nosotros, espera hacer de esas cuatro paredes su hogar. “Misión cumplida”, diría el lugar si pudiera hablar. Mi familia vivió –y de qué forma- allí dentro sus mejores y peores momentos. Fuimos felices y no lo sabíamos, quizás, aunque honestamente las épocas llenas de tristeza fueron muy duras, lo suficientemente duras como para fracturar la unidad familiar.
Hoy salí de mi casa por última vez. Seguramente iré de nuevo, todavía quedan algunas diligencias pendientes, todavía hay fotos de la familia, muebles, recuerdos. Pero puedo decir que ya esa no es nuestra. Y es como si parte de nuestro espíritu se quedara allí, colgado de la pared, donde estaban antes los cuadros que compraba mi padre sin pensar que faltaba dinero para el mercado. Evité a rabiar las lágrimas, no quería que nadie, y menos mi madre, me viera llorar por tener que deshacernos del lugar que nos vio crecer. Todos quedamos como en el aire, lanzando manotazos para intentar detener la caída que nos lleva a la melancolía, a la tristeza, a la remembranza.
No es facil echar raices. No es facil decir “esta es mi casa”. Yo tenía una, que hoy no es más, y lo que me queda es la amarga sensación de no tener un lugar en el mundo. Porque más de una vez dejé de vivir ahí, no siempre habité esas paredes, pero sabía que estaban allí, esperándome con los brazos abiertos sin reproches, siempre bienvenido. Ese lugar no existe ahora.
Quien no entienda el concepto de la palabra hogar, debería pasar por una experiencia como esta. Ahora tengo que construir el mío.

7 de noviembre de 2007

Día de Acción Bloguero: Sobre la Reforma (II)

Si hay algo que me gustaría mantener dentro del espíritu de la propuesta de activismo electrónico es la pluralidad. Entiendo que el 09 de noviembre es un día de protesta nacional, y por ende, no deja de ser una gran idea que los blogueros que deseen protestar, lo hagan a través de sus blogs. Y es obvio que cualquier movimiento en ese sentido será apoyado por quienes deseen hacerlo. De hecho, en general, el activismo es ejercido de manera voluntaria.
Ahora bien, la idea de llamarlo "Sobre la Reforma" apela a esa pluralidad y diversidad de pensamiento presente en la realidad y en la virtualidad. Si bien es cierto que era lógico que muchos se unirían por la conservación del planeta, no todos los blogueros hicieron nada al respecto... y existen muchas personas que todavía atentan contra el planeta de manera sistemática.
De igual manera, seguramente muchos blogueros no harán nada... y muchos otros seguirán atentando contra el país incluso con la indiferencia. Y tal y como están las cosas, para quienes apoyan la reforma los criminales son los "oposicionistas", mientras que para los opositores, son los "chavistas" los traidores a la patria. Entonces, creo que una iniciativa bloguera le hace un flaco favor a la realidad si convoca exclusivamente a uno de los sectores en pugna, cuando debemos velar justamente por los valores en los que se supone fundamentamos nuestras acciones, es decir, en el respeto a las ideas y el pluralismo democrático.

Mi propuesta entonces es la siguiente:
1. Quien quiera protestar el 09 de noviembre, bienvenido sea.
2. Hacer una campaña nacional para que el 26 de noviembre, la mayor cantidad de blogueros posible escriba "Sobre la Reforma", lo que significaría crear y disponer de todas las herramientas necesarias para ello, incluso saliendo del ámbito de lo virtual para que toda Venezuela se entere de lo que ocurre en la blogosfera.

Muchas gracias a quienes han comentado sobre la idea, ojalá se unan muchas personas a esta posibilidad de expresar nuestras ideas sobre el proceso que en este momento vive nuestro país.
Saludos,

6 de noviembre de 2007

Día de Acción Bloguero: Sobre la Reforma Constitucional...

Luego de la experiencia exitosa del Blog Action Day, y luego de leer a Enigmas Express instándonos a escribir sobre la Reforma, se me ocurría que podemos hacer un Día de Acción Bloguero para que todos los blogueros y blogueras interesados publiquen un post sobre la Reforma Constitucional que se votará en nuestro país en menos de un mes...
No soy diseñador gráfico, pero seguramente se puede crear un banner para cada blog. Cada post podría estar titulado "Sobre la Reforma", de modo que sea una invitación amplia para quienes apoyan o no apoyan la propuesta. El día podría ser el lunes 26 de noviembre, suficiente cerca de las votaciones y también nos da suficiente tiempo para que muchas personas se enteren...
Entiendo que mi blog no es el lugar más popular para comenzar, pero estoy seguro que podríamos hacer algo de bulla si todos colaboramos...
Saludos.

3 de noviembre de 2007

El hombre de los descubrimientos

Yo creo que uno es en la vida lo que tiene que ser en la vida. No es que estemos predestinados, no que uno esté marcado. Hay cosas que van pasando y que van indicando el camino, como si hubiese una comunicación permanente entre el “yo” y “mis circunstancias” que coloca los hitos en la ruta.
Mis intentos fallidos –aunque en realidad no me gusta decirles así: un optimista diría que son experiencias vividas- fueron muchos y de lo más variados. Alguna vez intenté ser deportista. Recuerdo que no había nada que me emocionara más que los eventos deportivos gigantescos en donde montones de atletas luchan por la medalla de oro, subir al podio y escuchar el himno nacional. Practiqué de todo: natación, futbol, volibol, baloncesto, karate, tenis; pero mis posibilidades de llegar a ser un deportista de alta competencia quedaban anuladas completamente frente a la actuación del resto de mis compañeros que se encargaban de recordarme quien era el más gordo del equipo, el más bajito, el más débil o el menos talentoso. Por más que me esforzara, nunca llegué a ser lo suficientemente bueno en ninguna de las disciplinas como para dedicarme a la práctica deportiva.
También quise ser cantante. En el colegio cantaba en todos los actos culturales, formé parte del coro y de la estudiantina, y llegué a ser el solista de ambos grupos. Sin embargo, mi carrera se vio truncada por el crecimiento: mi voz nunca fue la misma luego de la adolescencia, esa época en la que los gallos están a la orden del día. Además, dos padres conservadores y reacios a la vida “libertina” de los artistas prefirieron boicotear con la indiferencia tales manifestaciones, promoviendo en su lugar las carreras universitarias socialmente correctas. Así, vi morir mis intenciones de ser artista, aunque las ganas de expresarme no me abandonaron.
Pasó el tiempo, y efectivamente terminé estudiando en la universidad, tal y como los deseos de mis padres expresaban desde mi más tierna infancia, aunque escogí una carrera un poco alejada de sus gustos: periodismo. Fue durante las clases de Redacción cuando todo ocurrió. Teníamos un examen y la profesora nos pidió escribir un texto llamado “La Fiesta”. Se me ocurrió contar la historia de un hombre que va desesperado en un taxi, apurado y dispuesto a lo que sea por llegar a su destino. Llega a un edificio y sube rápidamente por las escaleras hasta una sala repleta de gente. De pronto, una puerta al otro lado de la sala se abre y una enfermera pregunta por el señor González. Es él. La enfermera lo felicita. “Es un varón”.
Así terminaba mi relato. Luego de las correcciones, y antes de entregarme la prueba, la profesora me dijo que le texto le había gustado mucho, pero que quería saber cuál era la fiesta. Le respondí que la fiesta ocurría después del final de la historia. Obtuve la máxima puntuación.
Ese día me di cuenta. Ese día había sido particularmente feliz, pero la razón de mi felicidad no fue la calificación, ni los buenos comentarios de mi profesora. Me tropecé con uno de esos hitos que te marcan la vida: podía escribir. Y eso, nada ni nadie, me lo puede quitar. No sé si sea el mejor o si alguna vez llegue a serlo, pero eso es lo bueno de crecer: que uno aprende a que eso ya no importe.
_________________________
La imagen es una obra del madrileño Luis Granda llamada "El hombre del descubrimiento"

29 de octubre de 2007

“Menos apología de la anti-pluma y más esencia de bondad”


El español Andrés Piedehierro, Mr Bear Internacional 2007, se ha propuesto incentivar el movimiento oso en nuestro país. Después de ocho meses de reinado y siendo sucesor de, el otro español, Pedro Veral, Mr Bear Internacional 2006, Andrés, de 44 años, se ha propuesto que todas las Comunidades Autónomas de España celebren un certamen de tales características que de pie a que el colectivo se de más a conocer.

Para dar salida a esta iniciativa ha querido empezar por su ciudad natal Badajoz, donde este fin de semana han inaugurado el primer concurso de Mr Bear Extremadura.

El representante de la organización gay bear de Madrid “Madbear” se hizo con el máximo galardón en el concurso que se celebro en San Francisco el pasado mes de febrero.

Andrés ha querido dejar los estereotipos a un lado y ha contado a 20minutos como vive su año de reinado y hasta donde pretende llegar.

Andrés, ¿como viviste el concurso?

La verdad que el movimiento bear de EE.UU. está muy expandido y para mi fue una grata sorpresa que España volviese ha conseguir el triunfo y que Pedro Veral tuviera que entregar el título a otro paisano. Sigo sin creérmelo.

¿Cómo ha sentado que un extranjero vuelva a ganar el título de Mister Bear Internacional, siendo un premio ganado habitualmente por americanos?

Entiendo que el movimiento bear en Estados Unidos es muy fuerte y se han sorprendido de que el jurado no encontrara un ganador entre los representantes americanos. De todas formas creo que ya son conscientes de la capacidad de compromiso y del nivel del colectivo bear europeo y en este caso español.

¿Cómo es un concurso de estas características?

Aunque parezca mentira, tiene un parecido razonable a los concursos de belleza, pero aquí se busca más la esencia. Son cuatro días de certamen donde los candidatos, en mi caso 20, tenemos hacer varios desfiles, entrevistarnos con el jurado, participar en actos de protocolo y actividades sociales que sirven para recaudar fondos y varias pruebas sobre cultura general y test de actualidad.

¿Este es un concurso de belleza?

Esa pregunta le hice yo en mi discurso a la organización. Les pregunté que si buscaban sólo belleza o una persona comprometida, carismática y solidaria con el que todos nos sintiéramos representados. Si que es verdad que la imagen física condiciona, pero lo que realmente importa en estos certámenes es la actitud, la esencia. Se busca una persona bondadosa, solidaria, humilde y comprometida, en definitiva, un conjunto de características que hagan parecer que el candidato es una persona tolerante, cercana y ante todo persona.

Tu discurso parece que fue una crítica contra la organización. ¿Esta actitud te benefició?

El tema discurso fue un poco complicado, quise plasmar mi visión del concurso y llamar al orden sobre el riesgo que existe de división dentro del colectivo bear y la necesidad de unir nuestras fuerzas para conseguir objetivos más ambiciosos. Tiene que haber menos apología de la anti-pluma y más esencia de bondad. Con ello no buscaba mi beneficio sólo pretendía ser transparente y reconciliador. Tengo un carácter constructivo y no era mi intención ofender, solamente fui constructivo.

¿A qué te refieres con la división dentro del colectivo bear?

Me refiero que el colectivo bear ha experimentado un gran crecimiento y notoriedad dentro del movimiento gay, siendo motivo de mucha especulación por intereses comerciales y económicos y estamos en un momento de riesgo de pérdida de la esencia que caracterizó siempre este colectivo. Necesitamos sumar no restar.

¿Cuáles son tus labores durante este año de "reinado"?

Como el resto de los concursantes anteriores estoy trabajando para que el movimiento bear se expanda y se convierta en algo constructivo en beneficio de todos. Compatibilizo mi trabajo en el departamento de marketing de una multinacional de moda con los múltiples viajes por todo el mundo para participar en diferentes eventos. Pretendo seguir dando a conocer el colectivo oso.
Por otro lado, también quiere que mi imagen sirva como apoyo para la campaña "Pelos sí, a pelo no" que tiene como objetivo luchar contra las enfermedades de transmisión sexual.

Bueno, una de tus propuestas ha comenzado en tu tierra, ¿no?

Exacto, me di cuenta que aquí hay chicos muy guapos y después de que la asociación bear de Extremadura cerrara sus puertas no podía quedarme de brazos cruzados sin hacer nada. Así que decidí montar el concurso Mr Bear Extremadura que se ha celebrado este fin de semana.

¿La experiencia ha sido positiva?

Pues sí, la participación ha sido alta. Dos días de concursos y pruebas hasta que el jurado se decanto por Joaquín, un joven de 22 años que representa la esencia original que tiene el colectivo. Nobleza, salud y ternura.

¿Y éste es el comienzo de...?

Un concurso que esperemos se repita cada año y que proporcione un candidato de la tierra para el certamen de Mr Bear España que se celebra durante la primavera.

SERGIO ESTEBAN. 28.10.2007 - Tomado de 20minutos.es

25 de octubre de 2007

De la tolerancia: ¿hasta cuando el odio gratuito?

Hay algo que yo no termino de entender, en serio, de este asunto de la intolerancia, y son las expresiones gratuitas de odio. Me explico: la blogosfera, y en general el mundo virtual, es en esencia un mundo bastante libre -por no decir libérrimo-. Uno va y viene, entra y sale de la virtualidad cuando y como quiere. Visita las páginas que le interesan, y deja de visitar las páginas que no le interesan, hay una especie de selección natural en ese proceso. Se termina siendo amigo de alguien, asiduo de otros, visitante casual de otros tantos, y la experiencia -se supone- debe ser medianamente grata -si no fuera así, no lo haría, ¿cierto?-.
Bajo esa premisa, me cuesta mucho comprender a las personas que andan por la blogosfera dejando mensajes anónimos con expresiones de odio contra contenidos que no le son afines. ¿Es muy difícil contenerse? ¿Hay un placer morboso en aquello de revolcarse en lo peor que tenemos los seres humanos, el odio, para expresarlo abierta y anónimamente? ¿O será que justamente, por ser internet un espacio tan libre, se nos permite sacar todos nuestros resentimientos sin consecuencias aparentes?
Porque estemos claros: en el mundo real, si alguien me odia, no va a estar viniendo a mi casa todos los días a agredirme de gratis. Es posible que ocurra, pero evidentemente esa conducta podría traer consecuencias. Más de uno podría llegar a creer que esa persona manifiesta una actitud enfermiza, patológica.
Entonces, para no encadenarme -porque creo que el punto queda bastante claro-: a mis "amigos" anónimos que aparentemente disfrutan con dejar mensajes de odio hacia los homosexuales, por favor, busquen algo mejor que hacer. Aprendan a respetar -aunque esta solicitud la hago con esperanzas vanas-. En todo caso, mi actitud seguirá siendo la misma, y la hago pública en este momento: esta es mi casa, y en ella entra -es decir, comenta- quien yo quiera. Mi aspiración es que esta experiencia bloguera -y muchas otras- sean agradables, por lo que no existe una razón consistente que me obligue a dejar en mi espacio una manifestación de odio irracional hacia mi persona o hacia personas que, como yo, decidimos manifestar sin ningún problema nuestra orientación sexual. Así que mensajes con esa tónica, serán eliminados sin ningún tipo de contemplación. El tema puede discutirse con altura, con argumentos. No así.
A veces, hay que poner a la gente en su sitio, porque para locos, con los míos, ya tengo.

"La homosexualidad no es una enfermedad. La homofobia, sí" es el lema de una campaña que me pareció excelente y que hoy coloco como colofón de un asunto que, ojalá, no tenga que volver a discutir.
Besos y abrazos a quien corresponda.

24 de octubre de 2007

Pomarrosas en la cárcel

-Ten cuidado, que las ramas no se ven muy firmes.
Eso le decía yo a mi amigo Zumabila. Habíamos decidido treparnos en el arbol cargado de pomarrosas, que crecía en una acera de Güiria, pueblo natal de mi familia al que íbamos regularmente en vacaciones. Luego de varios intentos, ser el más alto y el más grande de mis compañeros de liceo no me ayudó a ser lo suficientemente agil como para treparme. Así que el trabajo le quedó a Zumabila, quien también era de Güiria, igual que mi familia.
Subió por las ramas con facilidad. El piso se encontraba repleto de pétalos, que son miles de hilos de color rojo profundo del largo de un pulgar. El movimiento que hacía Zumabila entre las ramas hizo que muchas flores siguieran cayendo, pero las frutas estaban bien pegadas al árbol. No tardó mucho en llegar a las primeras pomarrosas, pequeñas peras color magenta, que esperaban ser devoradas por algún depredador, por lo general aves de la zona. Quizás lo que menos se esperaban era que un par de preadolescentes se treparían cual monos a acabar con ese manjar de la naturaleza.
Pronto empezaron a llover pomarrosas por todos lados. Una a una, Zumabila las tomaba de las ramas y me las lanzaba para que yo las guardara en una pequeña bolsa que conseguí por ahí. Pero la mejor de las pomalacas no fue a dar a la bolsa.
-¡Mira, Luis, ni se te ocurra comerte todas las pomalacas!
-¿Estás loco? ¡Son demasiadas! Además, no se llaman pomalacas, sino pomarrosas.
-Es igual… ¿Y si las vendemos?
Yo ya contaba las pomarrosas de la bolsa –serían más de 20-. Zumabila seguía concentrado en la operación de búsqueda y captura cuando, sin darnos cuenta, llegaron dos policías uniformados.
-¿Qué están haciendo ahí ustedes dos? – preguntó uno de ellos.
Nos quedamos sin habla. Zumabila se bajó del arbol rápidamente, sin colores en el rostro, a pesar de ser tan oscuro como la noche.
-Ustedes como que se están robando esas pomalacas…
-¿Robando?
Zumabila y yo nos vimos por un instante. Nunca pensamos que estábamos robando, y menos que nos capturarían infraganti en plena aventura.
-Creo que lo mejor será llevarlos a la jefatura. Allá vemos qué vamos a hacer con estos ladroncitos.
Ya en la pequeña oficina policial, fuimos encerrados en una celda apenas iluminada. Los policías nos veían divertidos, preguntándose qué hacer con nosotros. Uno de ellos escogió una pomarrosa y la mordió con gusto. A cada bocado, la fruta emitía un golpe agudo y seco, partiéndose como las manzanas luego de un buen mordisco. Se regodeaba de gusto.
-¿Y si los hacemos comerse todas las pomarrosas?
-No es mala idea… Saldrán de aquí luego de que se coman todas las pomarrosas de la bolsa, - dijo el policía, con una sonrisa en el rostro.
Al principio, la penitencia nos pareció incluso divertida. Sabíamos que las pomarrosas estaban maduras y jugosas. Además, ¿para qué habíamos subido a aquel arbol en primer lugar?
Comenzamos a comer con gusto, atacando cada fruta con bocados enormes, para terminar rápìdo y salir lo más pronto posible de aquel hueco. Cada uno tendría que comerse al menos doce frutas.
Las pomarrosas fueron desapareciendo de la bolsa. Ese día, aprendí que una pomalaca puede ser una delicia: carnosa, con un penetrante olor dulzón, el jugo escapando por la comisura de los labios. Pero luego de cuatro o cinco, incluso el mayor de los placeres puede convertirse en una tortura.
-Luis, siento la boca reseca – dijo Zumabila, viendo con preocupación que faltaban más de la mitad de las pomalacas.
-Ya no quiero comer más.
-Tranquilo, ya no quedan muchas.
Mi boca ya no producía saliva, mi estómago hacía ruidos extraños. Cuando ya llevaba unas 10 pomarrosas, sentí nauseas. Apenas si mordíamos cada fruta, antes un manjar de dioses, ahora convertidas en un martirio viviente. Poco después, sentimos los pasos de los policías.
-¿Cuántas llevan?
Les mostramos la bolsa de pomarrosas, casi vacía. Seguramente nuestros rostros reflejaban el sufrimiento físico por el que atravesábamos.
-¿Será que los dejamos salir?
-Sí, vamos a liberarlos, pero nos dejan el resto de las pomarrosas de la bolsa.
Mis vacaciones en Güiria duraron una semana más, y durante ese tiempo, no pude quitarme de encima el dulce olor de las pomalacas.

Han pasado más de 20 años. Desde entonces, nunca más probé una pomarrosa.

5 de octubre de 2007

Carta al niño Jesús

Querido niño Jesús:
Luego de pensarlo mucho, decidí escribirte por última vez. Ésta será mi última carta, aunque en realidad uno nunca sabe. Pero de lo que sí estoy seguro es que ya no será lo mismo.
Ya había pensado cómo iba a ser la carta de este año. Te iba a pedir por la salud de mi familia, por mi papá, por mi mamá, por mi abuela que cada vez está mas viejita y por mi primo Luis, que ayer se fracturó un brazo mientras patinaba. Además, te quería pedir porque la gente en el mundo fuera cada vez más feliz, que se acabaran las guerras, porque he visto muchas cosas en televisión que me asustan y no quisiera que sigan pasando. Parece que la gente grande sufre mucho y no me gustaría sufrir cuando sea grande.
Quería contarte que, en general, creo que me porté bien, que hice siempre lo que mis papás me pidieron, fui obediente, respeté a los mayores, además de que siempre hice mis tareas y estudié mucho para traer buenas notas en la boleta. De hecho, me gané una medalla y todo en una competencia de deletrear que hicieron en el colegio. Quedé segundo, pero igual me dieron una medalla y mi mamá y mi papá me llevaron a comer ese día una pizza con mucho queso y jamón, que es lo que más me gusta en el mundo.
Te iba a contar que fui un buen hermano, que me porté bien con mi hermana, que la ayudé con sus tareas, la cuidé cuando me lo pidieron mis papás, y que un día ella me pidió que jugara con ella a las muñecas y yo jugué con ella solamente para que no se sintiera sola porque sus amiguitas no podían venir a la casa. Menos mal, porque a veces esas niñitas se ponen fastidiosas y yo no soy el payaso de nadie para estarlas divirtiendo. Pero mi hermana es distinta y yo la quiero.
También quería decirte que este año me fue muy bien en el beisbol. Ahora soy campocorto, como Ozzie Guillén y Omar Vizquel –segurito que los conoces-, que son mis ídolos y eso me gusta mucho. Todavía estoy aprendiendo, a veces se me caen las pelotas o lanzo mal, pero mi entrenador dice que voy mejorando y que por eso me puso en esa posición.
Otra cosa que te iba a contar es que este año comencé a aprender a tocar cuatro. Mi tío Alberto me compró uno y me trajo además un libro con muchas partituras y otras cosas que explican como se toca. El cuatro es muy bonito, aunque es muy dificil de aprender. Pero me gusta, y creo que voy a hacer todo lo que pueda por tocar algunas canciones.
Te iba a contar todas esas cosas, pero anoche, cuando me levanté a tomar agua en la cocina, escuché a mi papá y a mi mamá conversando. Los escuché diciendo que tenían que ir a comprarme los regalos del Niño Jesús. Que se estaban decidiendo entre un robot de juguete y unos juegos de video. No supe qué hacer. ¿O sea, que el Niño Jesús no existe? Y entonces pensé: debe ser que algo hice mal. Que no fui tan buen niño como creía. Porque una noticia así, enterarme de que tú, el Niño Jesús no existe, solo le pasa a la gente que hizo algo malo. Aun no sé exactamente qué fue lo que hice, pero por eso esta es mi última carta. Ahora entiendo que todos estos años fueron ellos los que me compraron los regalos, y que tú no existes.
Ahora me tocará escribir otra carta, para dárselas a mis papás para que sepan qué es lo que quiero de regalo este año, y no me vayan a comprar el robot ese que ellos creen que quiero. En realidad prefiero el carrito a control remoto y un aparato pequeñito de esos nuevos que sirven para escuchar música mientras voy al colegio (mi amiguito Ernesto me mostró uno que es buenísimo).
Saludos a papá Dios, -espero que él sí exista-.
Jorge.
__________________________
Sé que me estoy adelantando a las fechas navideñas pero todo tiene una razón. La carta es un cuento que forma parte de los ejercicios literarios que estamos haciendo en la Casa de las Letras Andrés Bello, nos pidieron que escribiéramos una carta a alguien. Esa carta debía ser la última, y la razón por la que es la última es que no hemos recibido más respuestas de nuestro interlocutor. Obviamente, ese último trozo del ejercicio no lo tomé en cuenta para escribir la carta de Jorge al niño Jesús.

Por otro lado, la imagen es el dibujo de un niño mexicano llamado Jesús Adrián Nápoles Medina, de 7 años que vive en California, y que ganó un concurso llamado "Este es mi México", organizado por el consulado de ese país en Los Ángeles.
Besos y abrazos a quien corresponda.

29 de septiembre de 2007

Formas de amar: Circulemos, Episodio 3


Aquí tienen un nuevo capítulo de Circulemos, El Podcast. Si creen que solo es posible amar de una manera, oigan esto, quizás se sorprendan o se vuelvan entusiastas de alguna de estas modalidades del amor -y el sexo- en el siglo XXI.
Espero que les guste.
Besos y abrazos a quien corresponda.

28 de septiembre de 2007

La Fábrica de los Herejes

¡Mi pana Alfredo finalmente se lanzó al agua! Pero no, no fue que se casó -que sí lo hizo, pero hace tiempo ya-, sino que finalmente se decidió a hacernos felices montando su podcast, llamado "La Fábrica de los Herejes". Aquí se los dejo para que se diviertan un rato y se conviertan, como yo, en fanático de su irreverencia. Por cierto, la primera promesa fue no hablar de Chofis, su primer repollo.
Besos y abrazos a quien corresponda.
La foto es una comparación entre "La Última Cena" de Da Vinci y su réplica hecha en Lego.

27 de septiembre de 2007

Avelino

Yo sé que las personas suelen tener dos abuelos y dos abuelas, pero yo tuve solo los abuelos maternos ya que los padres de mi papá murieron cuando él era bastante joven. Así que para mí, mi abuelo fue Avelino, el papá de 9 muchachos con Josefina. Nació en 1912, el 6 de abril para ser exactos, en Güiria, Edo. Sucre, y murió el 23 de julio de 1989 en Caracas.
Lamentablemente, para mi hablar de mi abuelo es hablar de un hombre que estuvo siempre, desde que lo recuerdo, muy enfermo. Poco a poco su salud se fue deteriorando, hasta que finalmente, luego de 18 años, falleció en su cama, donde pasó los últimos años de su vida. Tuvo durante ese tiempo diversos episodios críticos que nos hicieron pensar que ese final se adelantaría, pero su descanso ocurrió mientras estaba tranquilo, incluso se podría decir que sano dentro de su estado. Yo estuve con él durante mucho tiempo, incluso llegué a vivir en su casa los dos últimos años, y colaboré en lo que pude con sus cuidados diarios, cosa que realmente me hacían sentir útil, pero además, me acercaban a una persona que no podía responderme, pero que yo sentía que apreciaba nuestro esfuerzo por mantenerlo en las mejores condiciones.
A pesar de eso, son muchas las historias que de mi abuelo se pueden contar. Si algo se puede decir de mi abuelo es que fue un hombre muy trabajador, buen negociante y mujeriego. Era un hombre alto, grande, y considerado muy buenmozo en su época de galán. Comenzó su "carrera" instalando y luego administrando las rocolas que estaban instaladas en todos los bares existentes entre Carúpano y Güiria, por lo que viajaba constantemente entre una localidad y otra para buscar las monedas que los hombres dejaban en la máquina cuando decidían ir a tomarse un trago.
Con mucho esfuerzo, logró hacerse un nombre y un lugar en su pueblo, donde construyó un mini-imperio: Solíamos decir que era dueño de casi todo, a excepción de las ventas de comida y de ropa, ramos a los que no le metió nunca el diente. Ferreterías y ventas de materiales de construcción, galpones, cines, bombas de gasolina y gas, inmuebles, terrenos, quincallas, y hasta concesionario de la Ford Motors Company... ¡Qué no hacía mi abuelo para poder mantener a su familia cada vez más numerosa!
Su matrimonio con Josefina dio como fruto 9 hijos, y varios más fuera del matrimonio. Honestamente, no sabría decir qué tipo de relación tuvieron ambos, aunque las dos anécdotas que conozco muestran a dos personas con mucho carácter. Una de ellas, cuenta de la vez en que mi abuela se fue con sus amigas a jugar canasta en la casa de una de ellas, y mi abuelo, al llegar a la casa, se encontró con que su mujer no estaba. Al enterarse de que Josefina estaba disfrutando de los juegos de azar, decidió llevarse al jefe civil y denunciar que en esa casa había un garito, por lo que a todas las mujeres se las llevaron presas hasta que sus maridos las fueran a buscar. Por supuesto, mi abuela fue la última en salir del encierro.
La otra escena fue mas bien al contrario: se dice que en más de una oportunidad, mi abuelo llegó a la casa tarde en la noche, y encontró las puertas cerradas y su ropa en la calle, porque mi abuela no perdonaba las aventuras que mi abuelo se permitía cada cierto tiempo.
Sus hijos crecieron y se encargaron de la compañía, sobre todo a partir del momento en que la salud de Avelino comenzó a mostrar signos de desmejora. Hoy en día, aun quedan rastros del esfuerzo de mi abuelo, que todavía sus hijos y nietos podemos disfrutar: de hecho, la casa donde hoy vivo y donde funciona mi empresa fue la primera propiedad comprada por él en Caracas, cuando la capital los atrajo a inicios de los años sesenta. Obviamente ya no es lo mismo -en realidad, ninguno de sus hijos tuvo su caracter de empresario pujante-, pero ninguno de ellos puede decir que su padre aun colabora (luego de más de 15 años de muerto) con sus respectivas economías familiares.
Ambos, Avelino y Josefina, por alguna razón, no dejan de acompañarme. Y eso me encanta. Es cierto que la mayoría tiene cuatro abuelos... ¡pero los dos míos valen por veinte!
Besos y abrazos a quien corresponda.PD: En la foto superior aparecemos mi hermana y yo. En la foto inferior, Avelino y Josefina celebrando 50 años de casados. Por cierto, mi abuelo murió el mismo día en que cumplía 55 años de haberse casado con mi abuela, cosa de la que nadie se dio cuenta hasta que mi abuela se lo reclamó durante el funeral. ¡Eso sí que fue un detalle!

23 de septiembre de 2007

Orgullo venezolano: Edgar Ramírez

Eso es lo que se siente cuando llegan noticias de Edgar Ramírez y su trayectoria como actor, primero en Venezuela y ahora en Hollywood.
Pronto se estrena "Bourne: The Ultimatum" y él es uno de los antagonistas de Matt Damon. La revista Estampas le hizo una entrevista telefónica desde Nueva York y la publica hoy, con foto en portada y otras menudencias.
Pero digo orgullo no solo porque Edgar sea un venezolano exitoso en una de las industrias más complejas y duras. Lo digo también porque regocija saber que un buen amigo y compañero está trabajando duro para hacer de su vida lo que él desea. Tuve la oportunidad de estudiar en la universidad en la misma época que Edgar y nos tocó compartir en algunos espacios de la vida académica. Y una cosa sí es cierta: lo que ocurre con Edgar es el resultado de la confluencia de muchos elementos, entre ellos la constancia, el talento, pero sobre todo, la inteligencia, algo que siempre admiramos en él los que tuvimos la fortuna de verlo en acción -no solo como actor, sino en otras facetas relacionadas con la vida universitaria-.
Me encanta poder decirlo: Estoy muy orgulloso de Edgar y feliz de verlo crecer como profesional y como persona. ¡Que sigan los éxitos, hermano, que aquí estaremos para aplaudirlos!
Besos y abrazos a quien corresponda.
________________________
La foto aparece publicada en la página web de la revista Estampas, cortesía de UIP.

21 de septiembre de 2007

Examen para la reforma...

Mis amigos de la Asociación Civil Liderazgo y Visión, en conjunto con los estudiantes universitarios, desarrollaron y publicaron este instrumento que le permite a quien lo realice evaluar la Reforma Constitucional propuesta por el Presidente Hugo Chávez. Aunque considero que cualquier esfuerzo para entender la propuesta y escoger lo que creemos válido es importante, tengo un par de observaciones:
1. En general, las preguntas están hechas de modo que la tendencia de cualquier opositor a responder sea "no", y cualquier chavista diga que es una "manipulación" de la propuesta presidencial, verbigracia: "...se ACABE con la descentralización"; "...un presidente que acumule TANTO poder"; etc.
2. En concordancia con la propuesta presidencial, este cuestionario debió contener solo UNA opción para responder las 10 preguntas. Si la propuesta va a ser votada en bloque, finalmente tenemos una opción para decir Sí o No. Desde el punto de vista del impacto que tiene en la percepción de la gente, es más interesante ver cómo, a pesar de que es posible estar de acuerdo con algunos temas y en desacuerdo con otros, finalmente tenemos la posibilidad de decirle Sí a todo o No a todo el contenido. Otra opción sería colocar una pregunta final en la que se preguntara la opinión final que tiene sobre la reforma, considerando que solo puede votar Sí o No una sola vez.
En todo caso, sigue siendo importante que los venezolanos analicemos seriamente la propuesta y entendamos que de verdad hay sobre la mesa una propuesta de sistema que cambiaría sustancialmente la manera como entendíamos nuestra sociedad hasta ahora, razón por la cual tenemos que estar muy conscientes de lo que estamos haciendo.
Besos y abrazos a quien corresponda.

PD: No pueden perderse la propuesta de reforma hecha por mi pana LuisCarlos. Ese se parece mucho más al país que yo quiero.

20 de septiembre de 2007

¿Que qué hora es qué?

Como todo el mundo anda vuelto un ocho, a ver si logramos entender este asunto del cambio de horario:
Usted se levanta a las 6:00 am y el sol está apenas saliendo, ¿correcto?
Ok.
Luego, si retrasamos el reloj media hora, el sol seguiría apenas saliendo, pero serían las 5:30 am, ¿correcto?
Ok.
Entonces, si en vez de levantarse a las 5:30 am (según su nuevo reloj), se levanta a las 6:00 am, el sol ya no estaría apenas saliendo, sino que tendría media hora de haber salido, ¿correcto?
Ok.
Es decir, usted se levanta a las 6:00 am, pero el sol está como si fuera las 6:30 am.
Por supuesto, que si sale de su trabajo a las 5:00 pm, el sol estará como que si son las 5:30 pm...
Espero haber entendido y que ustedes también lo hayan hecho.

Así será más pronto que tarde. Dicen que desde el 24 de septiembre.
Besos y abrazos a quien corresponda.
_______________________________
La obra se llama "Enredo", del artista peruano Pedro Caballero.

_______________________________
Actualización 21/09/07: El día de hoy se señala en la prensa nacional que lo del cambio de horario se retrasará al menos un par de semanas porque faltan algunos detalles técnicos y burocráticos a nivel internacional que deben cumplirse para su implementación. De todos modos, "no me importa que me digan loco, el cambio de hora va", así que les dejo los relojes para que se vayan habituando a la idea.
Saludos.

28 de agosto de 2007

Vida virtual

Hoy me detuve a pensar un momento en lo que significa sentarse en la computadora. Y llegué a la conclusión de que, en efecto, uno termina teniendo una "vida virtual", a la cual debes dedicarle tiempo, y en la que incluso te forjas una personalidad que puede variar con respecto a tu personalidad fuera de la red.
Mi rutina va un poco por esta via:
1. Chequeo de correos: Hotmail (2), Yahoo, Gmail, Empresa. Contestar en caso de ser necesario (Al menos 3 veces al día).
2. Apertura de Twitter y lectura. Actualización (un par de veces diarias).
3. Apertura de blog. Chequeo de blogs de los panas y comentar. Actualización del propio (de ser el caso) y hacer ping. Chequeo de To2blogs y Veneblogs a ver si hay algún otro blog con algo que provoque leer (al menos una vez al día).
4. Chequear la prensa del día (3 sitios web, varias veces al día)
5. Conectarme al msn y comenzar a trabajar (paso la mayor parte del día conectado).
6. Luego, se van incorporando a la lista otras opciones durante el día: páginas como hi5, badoo y otras donde tengo perfiles creados, que reviso cuando me acuerdo. Tumblr es otra página con la que estoy experimentando.
7. Los podcasts que estoy montando en podomatic son una nueva manera de comunicarme.
8. Montar fotos en flickr cuando saliste de paseo con la cámara digital.
9. Algunos servicios son cancelados por internet con regularidad. Igualmente, consultar cuentas de bancos o realizar pagos a tarjetas de crédito son acciones que realizo normalmente en línea.
10. Bajo archivos de la red sobre temas que me interesan, utilizando un portal tradicional o programas P2P.
11. Finalmente, de vez en cuando me da por chatear en CANTV o Mipunto.
Supongo que hay más de uno que tiene una vida virtual mucho más complicada que la mía. Pero hay que decirlo: Si uno saca la cuenta de cuanto se tarda en esto, podríamos considerar la posibilidad de que estemos empezando a sufrir de un desdoblamiento.
Ahora imagínense además que -como muchos- tengamos un alter-ego. Que más allá de esta personalidad "real", existe otro nickname, otro tú, que también hace una vida virtual en la red, un poco más osada, por supuesto. En este caso, las tareas se multiplican (la de tu yo real y la de tu otro yo, real pero que existe solo en la virtualidad de la red), y al que también debes dedicarle tiempo y esfuerzo (con sus perfiles y amigos propios, sus chats y sus blogs). Una vida virtual de "closet".
¿No tendríamos que pasar la vida pegados de la computadora?
Finalmente: ¿No son demasiadas herramientas para comunicarse, sin que exista el contacto personal de por medio? ¿No deberíamos buscar la manera de reencontrarnos en la realidad y colocar el mundo virtual en su santo lugar? -¿y cual es su santo lugar, pregunto yo?-.
¿Cuál es tu rutina? ¿Pasas demasiado tiempo pensando en la red? No recuerdo donde vi una encuesta (en la red, por supuesto) que diagnostica si eres o no un ciberadicto, o un blogadicto... ¿Será que esto es una adicción?
Besos y abrazos a quien corresponda.

27 de agosto de 2007

Circulemos, Episodio 2

Continuando con este experimento, hoy colgué el segundo episodio del podcast de Circulemos. Espero que lo disfruten.
Besos y abrazos a quien corresponda.

26 de agosto de 2007

Espectros

- Tengo frío.
- Sí, amor, lo sé. Está haciendo mucho frío. Ven para arroparte mejor. Ponte aquí, cerquita de mi.
- Me duelen los huesos.
- Te aseguro que si te quedas aquí, a mi lado, se te pasa un poco el dolor.
- No puedo moverme.
- No exageres, mi niño.
- No exagero, mamá.
- Entonces voy yo...

Al día siguiente, un transeunte que caminaba apurado por el parque blanco de nieve notó algo extraño bajo del puente. Al acercarse, pudo ver una frazada sobre un montículo poco natural.
Se acercó y retiró la cubierta. Vio a un hombre solo, ya mayor, que había sido pillado por la nevada en mala hora. Tomó su teléfono movil y marcó 911.

____________________
La obra se llama "Espectro de mujer" y es de la artista panameña Olga Sinclair.

21 de agosto de 2007

¡Circulemos ahora es un podcast!

Circulemos, el podcast

¡Te invito a escucharlo!

Circulemos, Episodio 1




¡Disfrútenlo! -- Jogreg Henriquez

14 de agosto de 2007

La familia más bella del mundo





Yo realmente lamento la falta de modestia, pero es que después de ver estas fotos, no me queda más remedio que declarar que mi familia es la más bella del mundo.
Besos y abrazos a quien corresponda.

10 de agosto de 2007

El Sapo


Era el año 1991. Casi podría decir con exactitud la fecha, pero para no exagerar de precisos, digamos que transcurría la primera semana de octubre.
Habían sido unos meses muy movidos para entonces, con sus cosas buenas y sus cosas malas, como todo. Ya tenía viviendo cerca de año y medio con mis abuelos maternos, acompañando a mi abuela Josefina y ayudando a cuidar a mi abuelo Avelino, quien venía padeciendo de una muy larga enfermedad que lo tuvo en cama. Habíamos llegado a la conclusión que vivir con mis abuelos era una gran idea mientras culminaba mis estudios de bachillerato, que por cierto, culminaban en julio de ese año.
Mi madre, como si de una visión se tratara, había vaticinado que mi abuelo no viviría mucho más que el tiempo que yo tardara en graduarme. Y de alguna manera, siempre lo sentí como una premonición, porque inesperadamente, luego de 18 años en cama, mi abuelo murió en el período de tiempo que transcurrió entre mi último examen final y el acto de graduación.
Sin embargo, este no sería el evento más complejo. Desde 1990 se venía gestando un acontecimiento que nos cambiaría la vida a todos: Estaba participando en un programa de becas de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, llamado Galileo, que prometía enviarme al exterior a estudiar una carrera universitaria apenas me graduara de bachiller.
Y para ese mes de octubre, fecha a la que los remito, todo estaba listo para mi viaje. 13 de octubre, tenía impreso el boleto aereo que no contaba con ticket de retorno al hogar. El niño de la casa, que ni siquiera había cumplido la mayoría de edad, abandonaba el lecho familiar para buscar nuevos horizontes en el lugar escogido por Fundayacucho: Italia, específicamente Viterbo -pequeña ciudad a hora y media de Roma-, para comenzar a estudiar italiano, y luego la universidad y la ciudad que escogiera para mis actividades académicas.
Justo para esas fechas, ocurría otro evento importante, esta vez para la cultura y la música venezolana: la celebración de los 20 años de vida artística de uno de los grupos más representativos de nuestro país, Serenata Guayanesa. Nosotros adorabamos a Serenata, crecimos escuchando sus temas, las navidades eran al ritmo de sus canciones, los viajes no podían hacerse si no estaban en el carro los cassettes de Serenata. Corre Caballito, Casta Paloma, A la una, La pulga y el piojo, Aire de verde montaña, Francisca ´e Paula Chirimoya, La barca de oro... fueron canciones que me acompañaron desde muy pequeño y que siempre fueron como un embrujo. Las cuatro voces, perfectamente sincronizadas, no solo cantando sino mimetizándose con los instrumentos. César haciendo "bom" mientras tocaba un tambor enorme, Mauricio haciendo "pin" junto a la charrasca o al triángulo, Iván y Hernán (que luego fue sustituido por Miguel Ángel) con su cuatro eternamente terciado al hombro.
Aún me sé muchas de esas canciones de memoria. Pero siempre, siempre, mi favorita fue El Sapo. No sé que tiene esa canción, no me pregunten que me pasa, pero con ella me remito a mis sensaciones infantiles más gratas.
Pues resulta que la celabración de esos 20 años haciéndome feliz sería en el Teatro Teresa Carreño. Y mi familia, que se encontraba preparándose para mi partida, decidió que iríamos todos al concierto. El teatro estaba repleto (como siempre que hay una presentación de Serenata Guayanesa). Era realmente mágico estar en el teatro más importante de Caracas para escuchar a mi grupo favorito pocos días antes de irme a vivir a un país extraño, lejos de mi familia, de mis amigos...
Se apagaron las luces y se levantó el telón. Y allí detrás estaban mis ídolos de la infancia, con sus liquiliquis blancos, con sus instrumentos, dispuestos a cantar durante hora y media las mejores canciones del repertorio. Comenzaron con "Este niño Don Simón", y por supuesto, junto a ellos arranqué yo a cantar a todo gañote, sin importarme si desafinaba o no, si combinaba o no, con aquel portento de voces. Y yo, feliz, con una sonrisota de oreja a oreja.
Terminó la canción, aplausos a rabiar, y según el programa, la segunda canción era -a que ya adivinaron- El Sapo. Comienzan a tocar los acordes de la canción y la gente comienza a aplaudir al ritmo, y en perfecta armonía comienza Iván a recitar aquel poema...

La sapa estaba pariendo, y el sapo estaba mirando...
Cuando la sapa pujaba, el sapo se iba esponjando...


Fue el inicio de la debacle. Inmediatamente mis ojos se llenaron de lágrimas, no pude cantar más.
Y no recuerdo más nada del concierto.
Cuando salímos de la sala, estaba hinchado, rojo de tanto llorar. Mi mamá me pedía que me calmara, pero era imposible para mi dejar de sollozar como un niño chiquito (porque no era que me salían las lágrimas... era un verdadero mar picado, con hipeos y buahs incluídos). No había forma de que mi cuerpo me hiciera caso. Simplemente lloré, y no paré hasta que el telón no cayó.
Días después estaba montado en un avión con otros 28 muchachos que no conocía, y 8 horas más tarde descendía en el aeropuerto de Roma. Pero no hubo lágrimas. Se habían secado en el concierto de Serenata Guayanesa.

6 de agosto de 2007

El funeral

Ella lloraba frente a la tumba de su marido, en lo que sería la última morada del hombre con el que compartió los mejores 28 años de su vida. Le había dado tres hijos, una hembra y dos varones que hoy eran su orgullo. Con él había logrado todo lo que alguna vez se había propuesto. Con él fue feliz hasta el último instante, cuando un desgraciado accidente de tránsito le cegó la vida. Se vió rodeada de muchos, de familiares, amigos, que compartían su dolor y la acompañaban, pero aunque fuese injusto, se sentía sola. No podía imaginarse lo que le quedaba de vida sin el hombre que fue su apoyo, su confidente, su amigo, su amor. Tendría que acostumbrarse a dormir en una cama que antes fue cálida gracias a su presencia. Extrañar nunca fue su juego, pero ahora tendrá todo el tiempo del mundo para jugarlo.

Un poco más allá, él lloraba frente a la tumba de su marido, en lo que sería la última morada del hombre con el que compartió los mejores 10 años de su vida. No había podido darle hijos, pero sí le quedaron recuerdos que atesoraría como su bien más preciado. Con él había logrado todo lo que alguna vez se había propuesto. Con él fue feliz hasta el último instante, cuando un desgraciado accidente de tránsito le cegó la vida. Se vió solo, sin familiares ni amigos que compartieran su dolor y lo acompañaran, pero no se sentía solo, porque durante todo este tiempo la vida fue él y todo lo que él significaba. No podía imaginarse lo que le quedaba de vida sin el hombre que fue su apoyo, su confidente, su amigo, su amor. No tendría que acostumbrarse a dormir solo porque era complicado que estuviera presente. Extrañar siempre fue su juego y ahora tendrá todo el tiempo del mundo para jugarlo.

Ella vio a aquel hombre que, a lo lejos, lloraba quedamente. Pensó que lo había visto en algún lugar, pero no sabía identificar de manera precisa dónde. No sabía qué relación tenía con su marido, pero tampoco estaba de ánimos para averiguarlo.
Él vio a la mujer que lloraba desconsolada al lado de la tumba. Sabía quién era y podía contar con exactitud las veces que la vió al lado del hombre que amó. Pensó que sería la última vez que compartirían el mismo espacio, y el mismo marido.
____________________
La obra es de Carlo Carrá, pintor futurista italiano de finales del siglo XIX e inicios del XX, y se llama "El funeral del anarquista Galli" (1911)

1 de agosto de 2007

Buen viaje

Un día un barco de España con destino a la isla de Santo Domingo pasó frente a la isla de Margarita llevando imágenes sagradas. Entonces, se desató una tormenta que desgarró sus velas. Anclaron en Pampatar para reparar la nave y en ese momento cesó la tormenta. Al día siguiente, una vez listas las velas, el barco partió y entonces comenzó de nuevo la tormenta. Regresaron, pero apenas soltaron las anclas volvió a cesar la tempestad. Entonces, los tripulantes pensaron que una de las imágenes sagradas quería quedarse en Pampatar, cuya iglesia tenía una imagen de Cristo sumamente vieja.
Dejaron el Cristo que estaba a bordo en la iglesia y zarparon. Se dice que a partir de entonces tuvieron un buen viaje, así como también todos los fieles viajeros que lo visitan antes de partir de la isla.

9 de julio de 2007

Estaban ansiosos por salir. Ya todo estaba listo, se habían preparado durante mucho tiempo -toda su vida, de hecho- para el gran momento. Además, el espacio cada vez era más reducido. Ya no resultaba cómodo encontrarse en medio del desbarajuste en el que se había convertido el lugar que los había visto nacer.
Nadie sabía cuando sería exactamente el momento. Los rumores que habían corrido por el lugar decían que viajar era una experiencia única, aunque duraba muy poco tiempo. Con suerte, si una buena brisa los atrapaba, llegarían muy lejos. Nadie sabía de donde provenían esos rumores, pero solo imaginarlo resultaba emocionante. Todos esperaban que ese destino se cumpliera para ellos.
Un día, igual a cualquier otro -aunque no para ellos- ocurrió. El botón estalló como una gran bola de fuegos artificiales. Todos salieron disparados, y sus plumas se desplegaron a la espera de que, en cualquier momento, eso que llaman brisa los alejara de su raíz.
Decidieron tomarse un momento para descansar. Habían viajado demasiado y las alas ya no aguantaban más. Divisaron una pequeña planta de tomate que recién comenzaba a cargar.
Se posaron suavemente sobre el tallo de la planta. Y el tomate se alegró de ver que tenía compañía.
Y fue tal la alegría del tomate y la amabilidad con la que recibió a sus nuevos amigos, que los insectos olvidaron cuál era su destino. Olvidaron que estaban viajando y que apenas se habían detenido a descansar. Incluso, olvidaron cómo fue que, un buen día, el tomate se convirtió en su hogar.

4 de julio de 2007

Repleto

Algo me llamó la atención de la Marcha GLBT de este año: la plaza estaba repleta de gente. Muchos más que en años anteriores. Por supuesto, se vio de todo un poco, tal y como debe estar representada la diversidad.
¿Rumba? Mucha. ¿Activismo? No tanto. Queda la duda acerca de la reforma constitucional: ¿Será que para lograr que se reivindiquen algunos de nuestros derechos tendremos que aceptar el resto de los cambios que se pretenden incorporar a la constitución? Esto sí que va a ser una discusión interesante...
Besos y abrazos a quien corresponda.
____________________
La foto es propia.

25 de junio de 2007

Enfermo

¿Qué significa "estar enfermo"?

Yo me considero un tipo con suerte. Gracias a Dios, hasta ahora he gozado de buena salud, muy a pesar de algunos de mis hábitos. Hoy en día estoy más gordo que nunca, siento que me ha afectado sobre todo en la columna. Sufro de migrañas, casi de seguro a consecuencia nuevamente de mi dieta. En un par de ocasiones sufrí de erisipela en la pierna izquierda (o celulitis, infección de la piel), quizás de las afecciones más dolorosas que he tenido junto con las migrañas. De resto, lechina, gripe, amígdalas mutantes (me las quitaron cuando era niño y una de ellas se regeneró parcialmente, por lo que de vez en cuando se infecta), y en alguna época fui alérgico a quien sabe qué cosa pero las reacciones anafilácticas fueron realmente desagradables. La única vez que entré a quirófano fue porque me caí en la patineta y me fracturé el radio y me disloqué el cúbito (¿A que no se acuerdan donde quedan esos huesos?). Y si les han dicho que el dolor de un cólico nefrítico es como el de un parto, créanlo: me dio una sola vez y le rogué a Dios que más nunca. Además, tuve cuatro esguinces en el tobillo derecho que requirieron inmovilización durante al menos un mes.
Es posible que algo se me esté olvidando. Pero en general, como pueden ver, debo agradecer que hasta ahora no he tenido experiencias cercanas a la muerte.
Pero ¿qué pasa cuando una enfermedad te condena? Es un ejercicio interesante: ¿Qué harías si mañana te dicen que tienes una enfermedad incurable y que solo te quedan unas semanas de vida?
Aunque no lo crean, desde hace unos años, esa pregunta me asalta regularmente. De hecho, no es exactamente esa la pregunta, pero se parece: Si me muero en este momento, ¿me iría contento? -que post más freak, este, ¿no?-.
Bueno, el asunto es que la pregunta de qué harían con la dichosa enfermedad la hace uno de los personajes de la novela "La Enfermedad", de Alberto Barrera Tyska que acabo de terminar de leer. Me dejó un amargo sabor de boca porque siento que leí y no leí. El hijo, médico, se entera que su padre se está muriendo de cáncer y le quedan pocas semanas de vida. Mientras tanto, un paciente de este médico le escribe contándole sus desgracias con una enfermedad que parece no existir sino en su cabeza, al punto de ser capaz de contagiar a la secretaria del doctor mientras se la describe.
Realmente fue un poco raro leer la novela. Soy hijo de médico. Conviví con el ambiente hospitalario durante un buen rato. Escuché largas conversaciones sobre casos de nacimientos y muertes -mi madre era ginecobstetra-. De embarazos no deseados o en adolescentes (y en casa de herrero, cuchillo de palo: mi hermana tuvo su primera hija a los 15 años). Viví en carne propia lo que es atender a un enfermo: mi abuelo pasó 18 años de su vida en una cama, degenerándose poco a poco, apagándose. Y un buen día, simplemente, una madrugada, dejó de respirar. Con mi abuela fue totalmente al contrario: Murió de una manera absolutamente sorpresiva y nos dejó a todos en shock.
Quizás les cuento esto porque me da la impresión de que mi relación con la muerte es un tanto distinta. Creo haber aprendido que forma parte de todo este asunto de respirar y luego dejar de hacerlo. Y que de alguna forma uno cumple con lo que tiene que cumplir, y cuando se acaba, pues se acaba.
Es posible que sea por eso que la novela me dejó pensando. Porque leer que el Dr. Miranda se debatía terriblemente con el tener que darle la noticia a su padre, me dio la sensación de que muchos de nosotros no nos preparamos para momentos como ese.
Eso sí, una cosa muy distinta es ponerse en el lugar del enfermo: estar consciente de que vas a morir no es el problema. El problema es cómo sientes que el cuerpo te traiciona, como deja de ser tuyo para volverse presa del invasor, causante de dolores y malestares. Y ya no eres tu mismo: eres un montón de células que por algún lado dejaron de funcionar como debían, y te provoca llevarlas a juicio y ejecutarlas por haber dejado de cumplir con sus funciones, tus funciones vitales.
Pero ellas ya no reaccionan. Ya alguien más las ejecutó y te quedas solo esperando el momento de la despedida. Debe ser frustrante no poder hacer nada para evitarlo. Tu espíritu deja de reconocer al cuerpo que lo habita y el dolor empieza a ocupar un espacio que antes era de una energía vital que ahora se agota.
¿Que qué haría yo si me dijeran que me muero en un mes? Mientras mi energía me lo permita, trataría de estar cerca de las personas que amo, haría las cosas que me gustan sin mayores limitaciones que la decencia, y por sobre todo, me gustaría poder sonreir durante el trayecto.
¿Ustedes qué harían?

___________________
La obra se llama "Enfermo" del artista Keegan Wenkman.

Chenoa

Me he dado cuenta que últimamente, cuando escucho música en la computadora, siempre coloco este par de temas dentro del grupo de canciones de la lista de fijas. Chenoa debió quedar entre las finalistas del primer OT. Tiene una fuerza en escena que la hizo ganar la primera edición de Eurobest con total comodidad. La tipa canta con ganas y esa energía que emana me la contagia.
Ahí les dejo los dos videos. Los españoles tendrán que verla mucho, porque esta mujer se las trae.

24 de junio de 2007

Orgullo

Estamos en Junio, y para estas fechas los homosexuales solemos declararnos orgullosos de nuestra opción sexual. Este asunto del "orgullo gay" no deja de traer polémica, incluso -aunque parezca increíble- dentro de la propia comunidad gay.
Y es que quien está en contra de estas manifestaciones, suele argumentar que la marcha termina siendo un desfile de "locas, travestis, peluqueras y afeminados" que se exponen al escarnio público haciendo gala de plumas, lentejuelas y canutillos, cuando dentro de la comunidad gay estamos también quienes tenemos un aspecto y nos comportamos de una manera más "masculina". Y por supuesto, "ni de cerca quiero mezclarme con esa gente".
En ese sentido, yo soy de los que piensa que si queremos que la sociedad entienda que dentro de la comunidad gay hay diversidad de actitudes y conductas, pues tendríamos que mostrarnos a las personas tal y como somos. Es simple: me gusta ir a la marcha, entre otras razones, porque me gusta imaginar que la gente me ve y se pregunta "¿Qué? ¿Ese carajo es marico? No puede ser..." Y estoy seguro, convencido, de que si muchos de nosotros decidiéramos salir a la calle, pueden ocurrir dos cosas importantes: 1. Demostramos diversidad, y por ende 2. Acabamos con la idea de que "todo marico es loca", personas a las cuales respeto profundamente y a quienes debemos acompañar en la tarea de lograr mayor respeto dentro de nuestras sociedades, porque al final de cuentas, es la misma cosa.
Ahora bien, lo que si me preocupa de "nuestra" marcha en particular, es que me da la impresión de que nos estamos quedando sin banderas. La manifestación termina convirtiéndose en una gran rumba, mientras que otros objetivos de mayor trascendencia social se van diluyendo -legalización de la pareja, adopción, derechos laborales, prevención de enfermedades y pare de contar-. Entiendo que algunas organizaciones ya están trabajando sobre estos temas, pero las marchas no están siendo utilizadas de la manera más adecuada para exponer estas ideas y lograr que se escuche nuestra voz.
No soy un activista radical, pero estoy consciente de que es necesario que este asunto del "orgullo gay" sea realmente tomado en serio. Que podamos decir que nos sentimos realmente orgullosos de lo que somos y de nuestras luchas por tener el espacio y los derechos que estamos dispuestos a hacer realidad.
Este año voy a la marcha. Me encantaría ver a un grupo de osos organizado, pero estoy casi seguro de que eso aun no es posible en nuestro país. Me gustaría ver pancartas y consignas que hagan referencia a asuntos más serios, aunque sé que esas seran las menos. Ya sé que lo ideal sería que sea uno mismo quien tome esas iniciativas... De pronto me entusiasmo y les aviso.
Seguro que tomo unas cuantas fotos en la marcha y se las posteo.
Besos y abrazos a quien corresponda.
_______________________
Para quienes quieran conocer más acerca de la comunidad de osos del mundo, pueden visitar Osos de Venezuela, o este otro vínculo que reune buena cantidad de sitios que hablan de este tema. Por cierto, la foto forma parte de una campaña que se lanzó en España contra el sexo sin protección (Bareback).