2 de junio de 2008

Espiral

A veces la vida se vuelve un espiral. Cosas que pasan -le pasan a uno, le pasan a personas que uno quiere-. Y el tiempo, bendito seas, solo queremos que pase, porque cada día que pasa es un día menos que falta para que todo lo que iba a pasar, pase.
No es facil compartir lo que aun no se entiende. A veces hay razones, otras veces es dificil encontrarlas, incluso llegamos a sospechar que no hay razón, y clausuramos. Cerramos. Cortamos.
Entiendo que después de todos estos días sin comunicarme, y con pocas razones aun para hacerlo, a los de siempre les digo que quien sabe. Que no sé cuando, no sé como, no sé incluso si habrá un regreso. Pero la responsabilidad obliga, al menos, a despedirme por un rato.
Es el limbo. Ahí estará la espiral hasta que, con o sin razón, haya algo que decir.
Besos y abrazos a quien corresponda.

6 comentarios:

Martha Beatriz dijo...

Ay querido,

se me aguan los ojos...esperemos si, que todo pase y volvamos a leernos y querernos en circunstancias mejores.

Abrazos para tí y gracias por lo solidario.

Anónimo dijo...

que triste... a veces los limbos pasan por algo...

El loco dijo...

amigo jogreg, las cosas pasan por alguna razón...tomate tu tiempo, que aquí te sabremos esperar...
Un abrazo

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

:-(

No me gustan las despedidas. Te espero con un hasta luego.

Todo lo mejor para ti.

Câline dijo...

Yo también espero que vuelvas pronto y que sea lo que sea que pase, espero que pase si es para tu bien y el de los tuyos.
Un abrazo.

riderchihuahua dijo...

Si un espiral que por mas que lo recorremos de arriba abajo llegamos al mismo punto...circulamos si y entre honda y honda lo unico que cambia son las personas pero tu sigues siendo el mismo y yo la misma.
Un saludo!