9 de noviembre de 2013

Daka y María Gabriela Isler: En búsqueda de la consistencia perdida


Ayer, Daka. Hoy, el Miss Universo. Y Nicolás Maduro felicita a María Gabriela Isler, mientras promueve el saqueo de tiendas para que el pueblo tenga electrodomésticos a precios justos.


Leo a muchos exigiendo consistencia. Quejándose de que la victoria de la chica venezolana opacó aunque sea por momentos, la terrible noticia que se personifica alrededor de Daka, pero que en realidad es una tragedia nacional.


Y me pregunto, a estas alturas, ¿cuál consistencia? ¿Hemos sido consistentes alguna vez?


Es imposible ser consistente cuando un país no tiene idea de lo que quiere. Porque si los llamados socialistas hijos de Chávez lo supieran, no estarían felicitando a la nueva y flamante Miss Universo. Grupos feministas estuvieron protestando en el Poliedro mientras se elegía a la nueva Miss Venezuela. Es que se supone que el concurso degrada a la mujer, impone imágenes de mujeres famélicas, tontas, que no tienen ningún mérito más allá de saber caminar entaconadas… Que además, el Miss Venezuela es organizado por Cisneros y el Miss Universo por Donald Trump, ejemplos clásicos del capitalismo. Casi tan representativos del capitalismo salvaje como la Fórmula 1 (oh, wait…)


¿Es que acaso el hombre nuevo necesita un LED de 47’’? Probablemente no. Necesita leche para el tetero, harina para las arepas, papel higiénico para limpiarse. Pero hay algo que sí necesita: que todo sea regalado. Si es saqueado, tanto mejor. “Eran unos ladrones”, se escucha decir a los “necesitados” que entran a la tienda para llevarse blue-rays y televisores de última generación sin desembolsillar ni un centavo. ¿Y es que DAKA los obligaba a comprar lo que vendían “a precios injustos”?


Consistencia, lo llaman. Claro, es lo que otros llamarían justicia social, lucha contra la guerra económica, un golpe contra los burgueses apátridas. “¡Hay que acabar con ellos!”... así como con los cientos de trabajadores que mañana no tendrán lugar donde ganarse el sueldo. Un gobierno obrerista que toma las medidas necesarias para acabar con puestos de empleo. Bravo.


El país se va a al caño (más bien al carajo, al coño, a la mierda), en tanto y en cuanto no logramos entendernos. No sabemos cómo somos ni lo que queremos. Por eso no podemos ser consistentes. No logramos comprender, por ejemplo, que para nosotros los concursos de belleza son un bálsamo. Un remedio contra tanta mala noticia. Y que es lógico, porque esa es nuestra cultura, que la tragedia DAKA sea de pronto sustituida en las mentes atormentadas por la imagen de Molly Isler tratando de ponerse una corona que fue tan esquiva a su cabeza como el progreso lo ha sido para Venezuela. Seguimos teniendo oportunidades para progresar y sin embargo no atinamos a ponernos la corona. Mandamos a la mejor de las candidatas buscando “la felicidad suprema” y perdemos. Ni siquiera entramos en el cuadro de finalistas. No figuramos. Detrás de la ambulancia. Y a llorar al valle, decía mi abuela.


Dejen que la gente disfrute de su corona. A este punto, ya no importa si el concurso es o no frívolo. Si usted no fue el que ganó: fue ella. Ella y el equipo de Osmel, los que estuvieron un año trabajando. Ese es su negocio, no el nuestro. Pero la muchacha lleva una banda con el nombre de “Venezuela”, y eso es casi tanto como “tener patria”. Así que gocemos de la victoria, igual podrá ver la repetición en su nuevo televisor que se ganó gracias al saqueo oficial.

Total, ser consistente parece no importarle a nadie.

8 comentarios:

Michelle Lorena Hardy dijo...

Te quedó muy bueno

KamX dijo...

Ok, volvimos ganar por séptima vez, pero sostengo firmemente que ya muchos concursos como el Miss Universo están muy devaluados. Las mujeres hoy en día les interesan otras cosas que preocuparse en algo vacío como eso. Solo ha causado que niñas de 15 años pidan como regalo de cumpleaños una cirugía de busto o algo por el estilo…

Maria Elena Mendoza dijo...

Absolutamente de acuerdo! Nos coronamos de fantasia ante la tragedia nacional de perder un pais, ganamos y perdemos mas perdemos que ganamos, asco es lo que damos ante el mundo

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Un país incongruente…, temperamental como su clima.
A dónde vamos? Es la pregunta que me hago hace muchos años.
Recuerda que nací en un país que no tenía rejas en sus puertas ni ventanas. Era otra realidad y mira cómo estamos.

Todo lo mejor para ti.

Anónimo dijo...

TU NO ERES VENEZOLANO, DEFIENDES A ESOS SAQUEADORES DE PUEBLOS, QUE LO UNICO QUE SABEN ES ROBAR A LOS PUEBLOS,¡BUENO TIENES RAZON ERES HIJO DE ELLOS QUE VINIERON A ROBAR. QUE SE VALLAN A GRINGOLANDIA A VER SI PUEDEN HACER LO MISMO,FUERA AL QUE NO LE GUSTE.LADRONES DE CUELLO AMARILLO. G

Anónimo dijo...

“AL QUE NO SABE, CUALQUIERA LO ENGAÑA. AL QUE NO TIENE, CUALQUIERA LO COMPRA. S.R. G

Anónimo dijo...

BOLIVAR, MARTI,Y OTROS FUERON UNOS TONTOS, PARA UDES, ¿VAERDAD? UNA DE MARTI.CON GUACAIPURO,. PARAMACONI,- LOS DESNUDOS,- Y HEROICOS CARACAS HEMOS DE ESTAR Y NO CON LAS LLAMAS, QUE LOS QUEMARON, NI CON LOS QUE LOS ATARON, NI CON LOS ACEROS, QUE LOS DEGOLLARON NI CON LOS PERROS QUE LOS MORDIERON,. JOSE MARTI G

Céesar Bollero dijo...

Considero que el articulo da mucho de que pensar, para bien o para mal, pero más allá del articulo me sorprende las reacciones y comentarios, ya no se puede opinar sin ser insultado, ya ni siquiera queremos dejar que alguien se exprese, ya los debates no son de altura, y me pregunto, será que todos queremos un país distinto???? Y digo esto porque al final del camino, quienes son realmente los que tienen la razón, yo personalmente quiero un país donde todos tengamos espacios, donde podamos discutir ideas, no posiciones caprichosas, un país donde la viveza criolla no marque la pauta, donde se felicite al funcionario público por cumplir su deber, no por ser el primero que la infrinja, un país donde los demócratas sean realmente demócratas y los socialistas sean realmente socialista, hoy en día, estamos rodeados de políticos hipócritas que nos tienen a todos nosotros como sus títeres y conejillos de indias, pero lo peor es que nosotros lo permitimos, nosotros queremos ser como ellos, porque nos la damos de vivo, saqueo cuatro televisores para ver quién es el estúpido que me lo compra a mí (al vivo) EN EL PRECIO QUE ME DE DOLARES NEGROS, no el oficial, jajajaja. Invito a que seamos distintos, que critiquemos y demos nuestra opinión con altura, y que juntos comencemos a reconstruir primero que nada nuestro entorno, luego un poquito más allá y si Dios nos lo permite nuestro país. Por cierto más allá de lo que representa el MISS MUNDO, EL MISS UNIVERSO Y EL MISMO MISS VENEZUELA, disfruto mucho ver GANAR A VENEZUELA, en cualquier terreno, no importa lo plástico que pueda llegar a ser, disfruto que podamos ganar, y lamento y lloro cuando perdemos también. Pienso que si la posición fuera solo ver lo plástico de un concurso, tendríamos que hablar del beisbol, futbol, los juegos olímpicos, las carreras de carro, los yates, jajaja bueno realmente todo está lleno de algún interés que no siempre es e interés social de que el pueblo este bien, todo ha sido disfrazado pero lo que realmente importa es el PODER QUE TE DA GANAR!!! Ganar en lo que sea, pero ganar, así que si nos ponemos en esa, jajajaja creo que entonces nos sentaríamos solo hacer nada. Me encanto el articulo querido AMIGO!!!!