13 de junio de 2006

Ayer ya no importa

La espera fue larga.
Sin embargo, echó una mirada atrás y de momento sintió que todo había ocurrido muy rápido. Sintió que fue apenas ayer cuando recibió la noticia de su partida. Le cayó como un balde de agua fría, era demasiado futuro trastocado. La vergüenza había podido más que el amor, los esfuerzos de los padres habían hecho mella en un espíritu joven y vigoroso, pero inmaduro.
La despedida fue una ruptura. Pero no una ruptura cualquiera. Cuando lo vio ocultarse detrás de la reja de su casa, se rompió todo lo que podía romperse. Ni siquiera pudo despedirlo en el aeropuerto, sabía que no tendría fuerzas para soportarlo. Además, allí estaría la familia, ese monstruoso grupo de seres que habían logrado arrebatárselo y arrancar de raíz la esperanza. Las voluntades se quebraron y las promesas se desvanecieron. Ese día sintió que no valía la pena seguir.
Del día en que se cerró la reja a hoy habían transcurrido 4 años. Mucha agua había pasado debajo del puente. Y hoy estaba en el aeropuerto. La pantalla no cesaba de señalar que el avión procedente de Madrid había llegado, y con él, una carga valiosa. Un hombre que había hecho renacer la esperanza en un corazón árido, que durante este tiempo fue incapaz de dar o recibir nada. Pero una breve comunicación había abonado el terreno para que nuevamente la sonrisa regresara a un rostro que fue triste por demasiado tiempo.
La puerta corrediza se abrió y apareció justo detrás una mirada que le fue familiar, una mirada limpia, cristalina, que buscó sus ojos ansiosos, esperando una aprobación que llegó inmediatamente. Una mirada que pedía perdón sin abrir los labios, que necesitaba amor del bueno, sin reproches. Los obstáculos habían sido vencidos a fuerza de paciencia y valentía, de madurez y convicción.
Allí estaba él, 4 años después. Había esperado mucho, pero hoy parece que fue ayer. Y ese ayer ya no importa.

5 comentarios:

rafico dijo...

Te daré estos pies para que emprendas nuevamente tu camino
....oooO..............
....(....)... Oooo.....
.....)../. ...(....)....
.....(_/.......)../....
.............. (_/......

EBE dijo...

"Paciencia, Valentía, Madurez y Convicción"....
Mi Moraleja a tu hermoso post: "todo se puede cuando hay amor, AMOR del bueno"...Bravo por uds. Un beso

Saldivia dijo...

Esperanzador relato, supongo reflejo de un estado de ánimo renovado después de unos días tormentosos. Salud hermano!

Câline dijo...

Lo que trasciende con el tiempo tiene el sello de un sentimiento verdadero y único... por amor es que gira el mundo.
Qué bueno que sigas escribiendo!
Saluditos!

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Todo tiene su tiempo justo, ni antes, ni después.
El problema es la paciencia y el tino suficiente para aprender en todo ese tiempo.

Todo lo mejor para ti SIEMPRE