12 de noviembre de 2006

El encuentro

Llegué a Coma a las 7:00 en punto. Mi intención era quedarme poco tiempo, ya que tenía un par de compromisos posteriores a los que me era casi imposible renunciar, así que no estaba vestido para la ocasión: andaba vestido (o mejor, disfrazado) de traje y corbata, y honestamente no me sentía muy cómodo.
Apenas entré, conocí a Luis Carlos. Supuse que era él, entre otras cosas porque tenía abierta su laptop y trabajaba en ella mientras nos esperaba. Inmediatamente nos presentamos y arrancó la conversa. A los pocos minutos, sonó su teléfono: era Silma, quien llamaba para avisar que estaba en la estación de servicio frente al Centro San Iganacio. Con unas breves indicaciones, Silma y su Ave Migratoria estaban frente al local.
Lo primero que ocurrió fue una cosa muy extraña: nos saludamos como si nos conociéramos de toda la vida, y que este encuentro era una cosa muy normal, casi que de todos los días. Incluso, no sé si por alguna extraña razón, su primera reacción fue darnos la mano, cuando él se había confesado abrazón. Así que no me quedó de otra que tomar la iniciativa y lanzarle un abrazo de oso que debió tomarlo desprevenido, sobre todo por la contrastante magnitud entre nuestras complexiones.
Así dio comienzo a una velada magnífica llena de encuentros, de "tu eres... sí, yo soy..." Mientras tanto, Silma nos veía llegar con ojos cada vez más grandes, que de grandes no cabían en su rostro. Incrédulo, porque es increíble y a la vez maravilloso que este grupo de personas se hayan encontrado, y de qué manera. Una razón más para agradecerte, Silma, el mago eterno de maneras pulcras y sencillas que nos enamoró a todos.
Poco a poco fuimos terminando de entrar en confianza: Quack rompió el hielo y después de Silma fue el más abrazado de la noche. Fue estupendo ver cómo todos y cada uno, incluso si no nos conocíamos a través de las letras, fuimos encontrando ese espacio en común que se abría frente a nosotros para disfrutar de las respectivas compañías. Y de pronto surgían los temas, así, casi de la nada, así como surgen en cada una de sus casas virtuales. Y los comentarios al pie, y las fotos, y los post scriptums. Y Arcana nos habló de reencarnaciones y destinos; y el arquitecto de su inspirador amigo que ya no está y que lo trajo a aventurarse a Caracas; y Bea de su querido hospital, mientras Luis Carlos escuchaba atento, haciendo comentarios muy precisos de una profundidad inusitada; Marta y sus preparativos para el maraton y Desingeniado con sus anécdotas de racismo a la inversa; y la Wari que más bella no se puede, derrochando simpatía que desbordaba por todos lados; y la Maga haciendo magia con sus cuentos; y Carmelo, mi compadre, a quien recuerdo siempre como la primera persona que conocí a través del blog, gracias a Piedra de Mar, que más placer no se puede al escuchar su voz por primera vez y nos regaló el grato recuerdo de su compañía vía telefónica.
Y Silma, Silma y sus 17 años junto a su Ave Migratoria, y sus aeropuertos, y su tragedia con la medicina suiza, y sus abrazos terapéuticos... Cómo agradecerte un recuerdo, que no sea recordándote siempre.
Muchísimas gracias por permitirnos pasar una velada absolutamente perfecta.
Besos y abrazos a quien corresponda.
P.S.: No tengo cámara fotográfica, así que las fotos del encuentro se las debo, aunque por ahí ya hay algunas rodando...

Actualización 14/11 a las 8:00 am: Naky, amor de mi vida, me siento como Hillary Swank cuando recibió su primer Oscar y no mencionó al esposo en su discurso de agradecimiento. En mi descargo, debo decir que, en efecto, encontrarme contigo hace 10 años por primera vez es una de las cosas más maravillosas que me ha pasado, porque como te lo he dicho en más de una ocasión y ahora lo hago público y por escrito (y si quieres lo notarío), yo te adoro y soy feliz de contarte como mi amiga. Y por eso es que estoy tan absolutamente apenado de no haberte incluído dentro de la narración del encuentro.
Por cierto: la razón de que no tengo fotos o cámara es que cuento con la del teléfono celular, y la tecnología está conspirando para que no las baje a la computadora.

13 comentarios:

JOSHUA dijo...

Justo hoy me estaba leyendo el "Evangelio de los Esenios", y pensé... ¡chico, cuanto amor ¿verdad?!

Naky Soto dijo...

¿Cómo que no tienes fotos? ¡Ah no! ¿y mis fotos con Quack? ¿Ah? ¡Exijo saber el destino de mis fotos con Quack! ¡Oh Dios!

Por cierto, yo también estuve ahí ¡maluco! Por eso es que dices que no tienes fotos...

Un abrazo desconsolado,

CABINA AÉREA dijo...

Querido Jogreg: Un placer inmenso conocerte, verte sonreir..amén de que disfrute el decálogo, con visos de contrapunteo (con javier), del perro caliente...
Tu vida es superinteresante, tu blog lleno de creatividad y el recuerdo de aquella velada que todos narran de manera magistral y humana quedará para la posteridad.
Besos y arrumacos...para TI.
PD: Niñita del zaperoco..te apuesto que en menos que cante un quack, sales reseñada ...otro lapsus imponderable de quien te quiere bien

LuisCarlos dijo...

lástima que cerraran la cocina...

las fotos de quack boyando sobre dos copas de tinto son la gota que derramó la ternura... y hay algunas estampas dignas de la campaña "regala un abrazo".

de verdad no tengo mucho qué agregar, salvo esto:
:)

Goathemala dijo...

Que momento más emotivo.
Gracias por compartirlo.
Saludos a Silmariat, al ave y a usted de este recién llegado.

Wari dijo...

Jogreg: de verdad un inmenso placer haberte conocido y haber compartido ese rato tan rico con el toque de magia que le puso nuestro apreciado hechicero, de verdad como dices...nos enamoró a todos. Sabroso compartir asi, como dice Carmelo, tanto cariño,, tanta buena vibra en un mismo momento y un mismo lugar. Que se repita!!!!
Un abrazo!!

P.D. Tengo las fotos pero no las he podido subir todas a mi flickr, por falta de espacio, voy a hacer limpieza para poder subirlas todas y cuando quieras pasas y puedes copiar todas las que quieras para que las tengas contigo. :D

Martha Beatriz dijo...

Querido Jo,
gracias por el calor y la crónica. Creoq ue ya estamos enlazados por un buen tiempo. Un abrazo, ya en casa :)

Jogreg dijo...

Carmelo: Pos sí, ¿no?

Naky: hice una trampa para al menos poder ver las fotos... ya las monté en el flicker.

Bea: Muchas gracias por tus palabras. Yo realmente disfruté mucho de tu compañía.

Luis Carlos: :))))

Goathemala: La verdad es que fue EL momento...

Wari: pronto paso por tu flicker "robándome" una que otra foto. Fue un verdadero placer conocerte en persona.

Martha: Hagamos lo posible entonces por mantener esos lazos. Otro abrazo para ti.

Muchas gracias por visitar esta, que tambien es su casa.

HAIRYBEARS dijo...

HOLA

BESOS Y SALUDOS

WOOF


HAIRYBEARS
http://hairybears.blogspot.com/

rafico dijo...

Saludos....
He visto algunas fotos de la reunión y siento un poquito de envidia.

Muy galante vos.

Hasta pronto.

Anónimo dijo...

A mi también me dio envidia de la sana.
Saludos.

Câline dijo...

Me ha encantado leer todas las versiones del encuentro, todas dicen mucho de todos y de quien escribe. No dejaré de sentirme mal por no haber podido ir, pero el destino es así :(
Un abrazo y los regalos están aquí esperando a ser entregados, sin duda!

Sin Anestesia dijo...

Buaaahhhhhhh!!!!! lloro por no haber estado ahí!!!! como me hubiera gustado!! ese dia sali de viaje y en la noche pensaba que todos estaban ahi reunidos y yo me lo estaba perdiendo!!. Los pense mucho.
gracias por ese relato tan bonito!!!