10 de noviembre de 2006

Todos me miran...


Gloria Trevi es una artista de dudosa reputación, lo admito. Pero desde que regresó a la palestra con esta canción, que se ha puesto de moda en cualquier local de ambiente que se respete, su historial ha pasado a un segundo plano.
Con este tema se ha terminado de meter en el bolsillo a la comunidad gay, pero lo que más me gusta es que supo darle una doble lectura, para convertirlo en una denuncia contra el maltrato a la mujer.
Y de paso, enfrentando ambos temas desde la perspectiva que más admiro: desde la decisión, la valentía y el orgullo. Estas son las mismas razones por las que suelo expresar mis respetos hacia este grupo. Hay que tener coraje para salir a la calle y saber que "todos te miran". Y no necesariamente es una mirada de aprecio o respeto.
No puedo dejar de contrastar esta actitud de orgullo y gallardía con la de muchos otros que, a pesar de casarse, tener hijos, amantes, secretarias y demás, cada cierto tiempo buscan la forma de desahogar su deseo homosexual con algún encuentro fortuito, que puede llegar a convertirse en una rutina frecuente y hasta en una relación seria.
La pregunta que casi siempre aflora aquí es la siguiente: "¿Y acaso ese señor no puede ser bisexual?". Es evidente que sí, por qué no. El placer sexual no tiene fronteras, las prácticas sexuales pueden ser ilimitadas (e incluso algunas de ellas son consideradas enfermedades).
El problema no es el ejercicio de la bisexualidad, sino el de la sinceridad. Supongo que pedir honestidad y aceptación por parte de una pareja en ese sentido es poco menos que imposible...
Solo imagínenselo: "Mi amor, la verdad es que yo soy bisexual y quisiera que pudieramos compartir nuestras relaciones sexuales con otro hombre, eso sería verdaderamente satisfactorio para mi".
La reacción sería digna de una telenovela de Delia Fiallo con Lupita Ferrer como la protagonista ciega y amnésica.
Y sin embargo, se han visto casos...
¿Hasta dónde llegará el mundo en su proceso de aceptación de la diversidad?
Besos y abrazos a quien corresponda.
____________
P.S.: En este vínculo hay una foto de una obra llamada "Homage to bob flanigan me" del artista de origen italiano Franko B. Quise guindarla pero el sistema no me dejó, por lo que les recomiendo que lo visiten.

7 comentarios:

Richard dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
richard dijo...

yo creo en ese sentido que lo que realmente e simportante es el respeto a la diversidad, ya que dentro del mismo "AMBIENTE" la discriminación y los pejuicios son demasiado evidentes... yo te apoyo muchisimo cuando dices que lo importante no es lo que se es... sino lo honesto que eres

gustavo dijo...

Ciertamente es una canción que ha logrado calar en mi gusto, es la que canto cada mañana en la ducha. Me dientifico muco con ella, aunque ni me maquillo, ni uso tacones ni me visto de reina creo que todos hemos pasado por circunstancias parecidas, en las que nos entimos señalados y juzgados por los demás. A veces de verdad, otras veces paranoicamente.

Goathemala dijo...

Gracias porque no la conocía.
Perdona el españolazo que te voy a dar pero visita esto:

http://www.youtube.com/watch?v=OOX3n7liBZA

Es un video de Pasión Vega, voz única, sublime. Creo que te gustará a pesar de ser copla. Es la historia de un fantasma de día, como dice la canción y Reina del Pay Pay por las noches, en la gris España de Franco donde los homosexuales podían ir a prisión.

Ratifico lo que comentas y luego subraya Richard, lo importante es lo honesto que te sientas contigo mismo, que te laves la cara por la mañana y sepas que no eres un fraude.
Una película mexicana que se llama La mujer de mi hermano, aborda el tema, es buena.
Saludos.

Câline dijo...

Hola Jogreg! Tan desconectada soy que ni idea que la Trevi se había 're-lanzado' y a pesar de todo lo que tú mismo dices que hay detrás de esa melena... me ha encantado esa canción, el fondo de la música con I'll survive, el vestido de Marylin... espectacular!!
Lo que hablan ustedes de la honestidad, me parece que es la clave para la vida de las personas. Sean del color que sean, con la orientación sexual que tengan y tan flaquitos o tan gorditos como seamos.
Un beso!

PD: ¿me crees si te digo que yo sabía que te gustaba tanto como a mí esa canción de Shania Twain?

Goathemala dijo...

Simplemente añadirte que he visto las fotos de Flickr y me han gustado mucho.
Gracias por compartirlas.
Saludos.

Anónimo dijo...

La respuesta a este Post esta en el mismo (El placer sexual no tiene fronteras) 100% cierto!!! Saludos mi pana. las fotos estan padrisimas!