28 de mayo de 2007

Se va la audición...

Muchas cosas hay que lamentar de lo ocurrido el día de ayer. De todas, quiero destacar dos:
1. Venevisión y Televen. Podemos criticar que dobleguen sus líneas editoriales al designio gubernamental, pero en este caso, el pecado fue por omisión. VTV fue consistente: transmitió sus celebraciones y sus críticas como esperado. Pero los "canales privados" decidieron hacer como si en este país no hubiera pasado nada. Y eso sí que es traicionar la esencia del periodismo. ¿Dónde estaban los periodistas de ambos canales? ¿En la playa, tomándose una piña colada?
2. La actitud burlona del oficialismo. Entiendo que quieran celebrar la "victoria", pero hasta en las guerras más cruentas se le rinde "honor al caído". Esta situación sacó a relucir lo peor de nuestro gentilicio. Sí, RCTV perdió, pero reírse y burlarse de quienes perdieron su empleo, de quienes trabajaron -desde su óptica- por y para los venezolanos, es lamentable, por decir lo menos. Esto es como si un juez se burlara de un condenado a quien le anuncia la sentencia de muerte. Fue realmente lamentable.
De todo esto lo que me queda claro es que, en efecto, lo que priva es el discurso del odio. Que hemos construido enemistades, barreras que cada vez son menos permeables. La lucha de clases como premisa tiene, según hemos visto, una raíz preñada de odios. Cuando desde el alto gobierno se dice "ser rico es malo" no quiere decir que se vive mal siendo rico: lo que quiere decir es que la maldad se disfraza de riqueza. Y por ello, hay que odiar a quien más tiene y arrebatarle todo lo que posee. Así se han expresado ayer todos los que, de alguna manera, celebraron el fin de la concesión de RCTV y el nacimiento de un canal de servicio público que tristemente nació luego del dolor de quien no es su madre.
Mafalda se preguntaba si no era más progresista preguntarse "¿A dónde vamos a seguir?" que "¿A dónde vamos a llegar?". Pero en este caso, la pregunta más interesante es: "¿A qué llamamos progreso?"
______________
Actualización: Solo para recomendar dos visitas:
1. El recuento de mi amigo Fran acerca de lo que ocurría en los canales de televisión de domingo para lunes...
2. La noticia del absurdo: quienes solicitaron el amparo que le permitió al TSJ decretar el uso de los equipos de RCTV a Conatel, desisten de la medida porque el tribunal no hizo lo que ellos pedían. ¡Imperdible!

2 comentarios:

CABINA AÉREA dijo...

Querido Amigo:Apoyo cada una de tus palabras y me planteo las mismas interrogantes!

rafico dijo...

No es concebible una sociedad bajo una sola idea… el pluralismo y la discrepancia es normal, querer coartar la diferencia es absurdo… Me sorprende como se sostiene este líder…

Atrabiliaria, es la decisión de cerrar un medio de comunicación…

Me temo que el próximo paso de Chávez es el adoctrinamiento de los niños…

En Colombia todas las voces son de indignación, los seguidores del chavismo (que los hay por acá) guardan solo un cómplice silencio…

Venezuela es grande y querida, aún en la singularidad que viven el positivismo no debe decaer, un realmente abrazo fraterno.