23 de agosto de 2008

¿Es América Latina un desastre deportivo?

Falta un día para que terminen las Olimpíadas de Beijing. Muchas han sido las quejas que se han levantado con respecto al resultado obtenido por Venezuela, cuando ya solo falta que compita nuestro representante en el Maratón, última competencia oficial.
Aun cuando hoy se juegan unas cuantas medallas más, y ante cierta decepción que se apodera de todos al ver que Venezuela aparece en el último lugar de las medallas -no solo por tener solo una de bronce sino porque alfabéticamente estamos casi siempre al final de todas las listas- vale la pena echar un vistazo al medallero. ¿Por qué lo digo? Porque aunque esto suene a aquel viejo refran "mal de muchos, consuelo de tontos", la situación, a mi parecer, merece reflexionar acerca del deporte no solo en nuestro país, sino en América Latina.

Me puse a sacar algunas cuentas, y fíjense con lo que me encontré:

1. Sin meter a EEUU y China (evidentes potencias deportivas), las medallas quedan distribuidas así:

Europa: 65%
Asia: 15%
América: 8%
Oceanía: 7%
África: 4%

2. Si vamos al total de medallas, la cosa practicamente no cambia:

Europa: 60%
Asia: 17%
América: 12%
Oceanía 7%
Africa 4%

3. En el caso de las medallas de oro, contando las medallas de EEUU y China, la cosa se equilibra un poco, pero siempre a favor de Europa

Europa: 47%
Asia: 28%
América: 16%
Oceanía: 5%
África 3%

4. Finalmente, con el total de medallas obtenidas, la tabla queda así:

Europa: 46%
Asia: 23%
América: 20%
Oceanía: 6%
África 4%

Por supuesto, todos estos valores son aproximados.

Entonces, lo primero que salta a la vista es que en efecto, Europa tiene una supremacía importante en lo que al deporte se refiere. Claro, hay que tomar en cuenta que son más países que en América. Pero llama la atención que en el caso de la cantidad de países, Oceanía solo entra en la tabla con 2, Australia y Nueva Zelanda, y sin embargo logra 53 medallas.

Ahora, esto también es interesante: Al día de hoy, 53 países han obtenido medallas doradas, de los cuales solo 8 son americanos (EEUU, Jamaica, Canadá, Cuba, Brasil, Argentina, México y Panamá), y los últimos tres solo tienen 1 dorada. Cuba y Brasil tienen 2 (esperando los resultados del juego de volibol femenino y de beisbol, donde juegan ambos países). Igual, la cosa no varía demasiado. Los tres primeros, por cierto, son considerados culturalmente como "distintos" a nosotros, es decir, que no los consideramos dentro de Latinoamérica, entre otras cosas, porque su lengua oficial no es el español.

Luego tenemos el resto de los países latinoamericanos: Colombia, Chile, Ecuador y Venezuela son los únicos que aparecen en el medallero. De 86 países, solo 12 son de esta región y si no contamos a EEUU, logran el 8% de las medallas doradas. Europa, el 64%. Menuda diferencia, ¿no?

Supongo que ya entienden por donde vengo: El problema deportivo no es solo venezolano, sino latinoamericano. Nuestros atletas no se foguean con los que son realmente buenos en el mundo, sino con los de una región que en general no rinde lo suficiente como para ir a unos juegos Olímpicos en buenas condiciones. Un ejemplo claro es el clavadista Ramón Fumadó: Campeón Suramericano, queda 22 en las Olimpiadas. Solo un mexicano lo hizo mejor que él. De resto, europeos, estadounidenses y asiáticos conformaron los finalistas.

Sobre las razones de que en Latinoamérica no logremos los resultados esperados podríamos especular. Supongo que la primera razón que salta a la mente es obvia: no tenemos políticas claras para el desarrollo y apoyo a las diversas disciplinas deportivas. Algunos de nuestros atletas entrenan en el exterior, donde tienen mayores posibilidades de foguearse. Pero es evidente que no es suficiente.

Para lograr una mejor actuación, por lo visto, el esfuerzo parece que debe ser regional, y no local. Si nuestras competencias regionales no tienen el nivel europeo o asiático, cuando nos toca finalmente vernos las caras, las diferencias de nivel son claras y los resultados no pueden ser otros que los vividos en estas Olimpiadas.

1 comentario:

Goathemala dijo...

No. Lo más parecido a América Latina fuera de América Latina es España.

Y aquí nunca hemos ganado medallas. O fueron testimoniales o se correspondían a un héroe anónimo que se lo trabajó en silencio durante años.

Te pongo un ejemplo, amigo:
Olimpiadas desde 1900 hasta 1988 (Seul), en esos 88 años España se lleva 27 medallas.

1992, Barcelona. Se invierte en formación deportiva y se crea un programa de becas para sostener económicamente a los deportistas olímpicos y evitar el ridículo en nuestros juegos proyectando, además, la imagen del país.

Pues bien. Desde 1992-2008, (nada más que 16 años) España obtiene 87 medallas.

Inversión, eso falta.

Saludos.