25 de diciembre de 2011

Violencia... otra vez

Las estadísticas son una cosa seria, aunque hay gente que no se las toma en serio. Lamentablemente, sobre el tema de la violencia, tal parece que en nuestro país no hay familia que se escape de ella, y esta vez le tocó a la nuestra.
Los protagonistas: mi primo de 22 años y su novia, embarazada de 6 meses. Pretendían llegar hoy 25 de diciembre a visitar a la abuela de ella, que vive en El Cementerio. Cuando llegaban a la casa, se encuentran que los vecinos, de forma arbitraria, habían trancado la calle para "celebrar la navidad". La novia de mi primo se baja del automóvil para pedir que les permitieran pasar, ya que se dirigían a un edificio que queda dentro de la calle cerrada. Palabras más, palabras menos, una mujer presente le negó el paso, y ante el reclamo de la embarazada, la mujer le dio una cachetada.
Mi primo se bajó muy molesto del vehículo y empujó a la agresora. ¿Qué ocurrió? Se terminó armando una trifulca donde volaron botellas de refresco y quien sabe cuantos otros objetos contra mi primo y su novia por parte de la gente que estaba reunida en el lugar. Pero el colmo fue que uno de ellos tomo la rama de un árbol y, acercándose por detrás, le propinó tal golpe a mi primo en la cabeza que lo dejó tirado en la calle, inconsciente. La rama se partió del golpe y rebotó también en la cabeza de su novia, quien también cayó al piso.
Ahora ambos están en la clínica, ella inconsolable con un collarín y sin recordar nada de lo ocurrido. Por lo que se sabe hasta ahora, el embarazo no sufrió consecuencias del incidente. Él, con una fisura en la cabeza y con una probable conmoción cerebral ya que, aunque está despierto, ha perdido parte de la memoria y no recuerda varias cosas, como algunos nombres o sucesos (por ejemplo, no recordaba si ya se había graduado en odontología, ya que su acto es en febrero). La cara le quedó muy golpeada, por lo que además de un neurocirujano, está siendo evaluado por un cirujano plástico.
¿Cómo quedará esta agresión? Recordando a mi amiga Nadia, ¿quién responde? Este episodio está aun por resolverse ya que, como se pueden imaginar, las personas implicadas son vecinos de la muchacha o conocidos de la zona...
¿Qué decir que ya no sepamos? ¿Gracias a Dios quedaron vivos? ¿Esa frase que acompaña a todos los que son víctimas de la violencia pero que no terminan en la morgue? La verdad, no es consuelo. Al menos no ahora.

6 comentarios:

LuisCarlos dijo...

Tranquilo que saldrá alguien a decir que "por lo menos no estaban armados" y así, cualquier consuelo estúpido con el que la gente debe conformarse. ¿Te imaginas si hubiesen tenido un lanzallamas? "Hay que agradecer que tu primo no cargaba una granada, porque si no quién sabe... ya sabes... lo tradicional de esta violencia de locos por la que nadie responde porque se nos fue de las manos.

eider.jose dijo...

¡Malditos!

TIBURCIO dijo...

vivimos en una mierda de país. En resumen te dejo mi blog, que puedes acceder bajo este perfil, donde puedes ver que pienso de él y de lo que sucede desde que el malparido de miraflores está montado. Saludos y espero que tu primo se recupere de esta lamentable situación.

Anónimo dijo...

Es increible que cosas como estas sucedan y queden en la total impunidad...ah pero fuese un artista, un deportista o mejor aún, algún hijito de un personero del gobierno ya fuesen volcado la zona para dar con los culpables....que pesadilla tan grande se vive en mi venezuela, que tristeza...algunos dirán que los pueblos se merecen al que los gobierna pero no creo que sea nuestro caso...ya basta!!!

Loca como Pocas dijo...

Hasta cuaaaaando Diooosss Ya no respetan ni a las embarazadas, que asco de gente, todo lo que hace el licor en algunas personas desadaptadas, la violencia llama a violencia, Gracias a Dios estan mejorando pero de todas formas hay que HACER JUSTICIAAA!!! Asi sea por nosotros mismos que ASCO repudio este hecho de violencia!!! Ya Basta sres. Entre nosotros mismos nos estamos matando!!! YA BASTAAAA!!!

Anónimo dijo...

No politiquizaremos esto pero ya basta x Dios, Los policuchos balurdos andan levantandose a las cachifitas en todas las esquinas, o si no tomando con ellos en las calles xq son mas marginales que nadie! Sres. Abran los ojos no podemos seguir así, dejemos la violencia, seamos mas conscientes!!! Ojalá pohibieran por completo el alcohol