17 de mayo de 2006

Esas pequeñas cosas que no me gustan de ti...

Hoy amanecí escuchando la entrevista de Miguel Ángel Rodríguez al parlamentario Pedro Carreño. El tema en cuestión: la acusación contra Jesús Caldera Infante, presidente de Fogade. Falsos testimonios, peculado genérico, peculado culposo, aprovechamiento de dineros públicos, negligencia y tráfico de influencias son los cargos que le imputan al ex-funcionario público, por lo que incluso la Asamblea Nacional declaró que Caldera Infante tiene responsabilidad política en el caso. En el tema parece haber daño al patrimonio público por unos cuantos millardos de bolívares.
Mi colega le preguntó al parlamentario sobre la acusación de aprovechamiento de fondos públicos, esperando encontrarse con una bomba: algunos millardos de esos que ya no están se los debe haber agarrado el infame. Carreño sacó un pequeño fajo de papeles y explicó que Caldera Infante se habría ido en los carnavales del año 2004 con su esposa, su hija y un amigo para Margarita y el vuelo de la avioneta en la que se movilizaron habría sido pagada por Fogade.
Balde de agua fría para Miguel Angel: no son millardos... solo un viaje privado en avioneta.
Mi cabeza loca inmediatamente hizo relación con una noticia también de hace pocos días. El presidente Hugo Chávez anda de gira por Europa, Africa y no sé cuál otro es su destino. Una de sus paradas fue Londres, donde los periodistas no se pusieron límite para escribir sobre él. Sin embargo, la visita no incluía encuentros ni con el primer ministro Tony Blair, ni con la Reina Isabel II. Ante tal situación, la explicación dada por el gobierno venezolano es que el viaje a Londres es una visita privada.
¿Cuántos cheques de la cuenta corriente privada del presidente habrá tenido que firmar para pagar un viaje a Londres con toda la comitiva que lo acompañaba? ¿Le sería difícil conseguir los dólares -o en este caso, los euros- a través de CADIVI, o los compró en el mercado negro? ¿Le alcanzarían los 4.000$ que tiene al año para ese viaje?
Esas, entre muchas otras, son las pequeñas cosas que no me gustan de ti.
Besos y abrazos a quien corresponda...

5 comentarios:

Saldivia dijo...

Como siempre, has puesto el dedo en la llaga. vivir bajo este régimen es como curarse del coto para contraer paperas. Igualito a lo de antes, pero un poquito peor. Lo pero es que ya el peculado no se oculta ni se disimula. Se exhibe como algo chic, conguente con el proceso. Se derrumbó la moral anterior (con todos sus defectos e hipocresías) para ser sustituída por...nada, excepto lo que dicte el hígado, riñones o patas de su sacrosanta majestad real.

rafico dijo...

Cordial saludo.

Como Colombiano creo sería impropio, comentar sobre un tema tan local (aunque no lo es tanto, si se considera que ente nuestros países nos implicamos complejamente y máxime cuando Chávez interviene frontalmente en la dinámica de la región).

La reflexión que puedo plantearte hoy sería:

1. En nuestros pueblos persiste la maldita herencia de la corrupción.
2. Los hechos de Hugo Chávez en su país y los ecos que retumban fuera de él, revelan una real singularidad.
3. Son tantas las lecturas que se pueden hacer, que seguro, algún cambio traerá.

Un abrazo, hasta pronto.

Ivan Sotomayor dijo...

El señor Presidente de la República consideró su visita a Londres como "privada" tomando en cuenta que fue invitado por el señor Alcalde de la ciudad y que no tenía la mínima intención u obligación de visitar al chihuahua de Bush.

Pero es, en escencia, una visita de estado; ya que es un encuentro entre dos autoridades, que traerá consecuencias económicas y políticas a las dos aciones.

***

"Igualito a lo de antes, pero un poquito peor". Jajaja, allá usted, señor Saldivia.

¡¡¡DIEZ MILLONES!!!

Saludos cordiales.

Saldivia dijo...

Por cierto... ¿quien paga los "viajes privados" del ejecutivo nacional? supongo que los "Diez Millones" se refiere a la cantidad de dólares que el fisco nacional debió desembolsar para pagar una iniciativa particular (capricho o egolatría lo llamaría yo). Entiendo y comparto la indignación de Jogreg, que obviamete, dado el grado de ilustración y racionalidad del mismo, va muchísimo más allá de repetir como un psitácido el discursito que le ordenan que repita. hacen falta, en lo que queda de este país, más voces que pongan de relieve y analicen los escenarios económico, social, urbanístico, etc. y menos fanáticos enceguecidos con paradigmas enquistados en sus mentes... máxime si estos paradigmas ya fueron desechados por obsoletos en casi todo el orbe.

Ivan Sotomayor dijo...

"... máxime si estos paradigmas ya fueron desechados por obsoletos en casi todo el orbe".

¿No será porque los vicios y malas costumbres de la masa son más fuertes que su voluntad de hacer algo bueno?

El modernismo es algo que, contrario a lo que se puede creer, puede traer (o ya están aquí) largascalamidades a la raza humana.

Nos vemos en el espejo.