24 de mayo de 2006

Machete


Los venezolanos más chaborros decimos, cuando algo es muy bueno, que "eso está machete". Incluso algunos hemos llegado a decir "machetérico", acercándonos bastante a la lengua aborigen de los maracuchos. Sin embargo, como leerán ahora, este no es el caso.
Anoche tuve la oportunidad de ver la película "El Código Da Vinci". Fui al Centro Comercial Sambil, a una función de las 9:50 pm, y la sala estaba abarrotada de gente. No cabía un alma.
Comenzó la película y se sentía la expectativa en el aire. Todos esperábamos tener la experiencia cinematográfica de la década, considerando toda la bulla que había alrededor de la película. Además, habiendo leído el libro y despues de disfrutarlo desde la primera hasta la última letra, pues nada...
Aparece el muerto en toda su extensión, tirado en el Louvre. Se nota que no los dejaron iluminar excesivamente en las galerías del museo porque todo está muy oscuro, protegiendo a las pinturas. Entonces, no se ve la Mona Lisa, ni la Virgen de las Rocas, ni nada de nada. Solo logras medio suponer que son esas, porque se adivinan en la penumbra.
Después, sin aviso ni protesto, comienzan los machetazos al libro, y uno se dice: "recuerda que es una película, que el libro hay que adaptarlo para que la película no dure 324 horas". Y comienza uno a rezar que los machetazos no sean tan macabros.
Luego de un rato, ya habiendo sufrido unos cuantos cortes inclementes, te das cuenta que, hasta el momento, la película no te ha transmitido un carrizo: nadie se ha reído, nadie se ha asustado, nadie está en suspenso. Solo una que otra expresión de dolor y asco cuando Silas se aprieta el silicio en la pierna y se cae a latigazos en la ya mallugada espalda ("para sufrir como sufrió Cristo en la cruz"). Y uno comienza a preguntarse si realmente la película es tan emocionante como el libro.
De pronto, por fin, un brinquito: el director nos asusta porque Silas aparece de forma sorprendente (pero esperada) en escena, para intentar matar a nuestros protagonistas y llevarse el aparatito donde está el secreto de la cosa.
A partir de allí, nada demasiado relevante hasta que te das cuenta que ¡chuácata! otro machetazo hace desaparecer el segundo aparatito de la novela, que ahora será solo uno. Claro, ya tengo una hora y pico sentado y todavía no se sabe donde carrizo es que está la tumba de la Magdalena (que puede ser cualquier cosa, pero nunca una prostituta).
A partir de este punto, recomiendo no leer las siguientes lineas si no quieren enterarse del final... Diríjase hasta la siguiente linea punteada para continuar con el relato...
-----------------
Se llevan preso al malo, matan al otro malo, el otro malo termina en el hospital y la prota es la descendiente directa de Jesucristo con María Magdalena, y la tumba de la Magdalena está donde comenzó el cuento. (Les dije a los que no querían saber el final que no leyeran esta parte, ahora vayan a ver qué hacen).
-----------------
Resultado: para quienes leímos el libro, una película un poco aburrida, que no le hace justicia para nada a la novela, que es mucho más sabroso leer que pasar dos horas viendo la cosa esta. Para quienes no han leído el libro, pues no sé hasta que punto se van a entretener.
Graves defectos: Creo que la adaptación del libro es un desastre. Creo que no nos dan a los espectadores la oportunidad de entender los enigmas, de intentar resolverlos. Es como en aquellas viejas películas de asesinos en donde uno se devana el coco intentando saber quien es el culpable antes de que se acabe la cinta... aquí pasa todo lo contrario, no hay forma de involucrarse con los enigmas, con las claves, la película no interactua con el espectador, cuando el libro logra hacerlo de una forma absorbente y adictiva. Creo que las actuaciones son bastante pobres, la peor quizás la de Tom Hanks, seguido de cerca por su coprotagonista Audrey Tautou, que después de Amelié pues no logró convencerme sino hasta escasos minutos del final de la película, cuando se nota que hay cierta compromiso con el personaje. Los malucos Silas y Aringarosa (Bettany y Molina) están muy planos, sin matices. El único que más o menos se respeta es Ian McKellan, que en su rol de Leigh Teabing nos hace olvidar que hace de Magneto en X-Men.
Y sobre la polémica, pues nada, creo que a muy pocos podría convencer que hay realidad histórica en todo esto. El libro explica más y mejor, por lo que creo que en ese sentido la novela es más peligrosa que la película.
Como verán, la cosa no me gustó demasiado, salí poco conmovido. Con razón en Cannes le hicieron trompetillas y casi la sacan por la puerta de atrás.
Besos y abrazos para quien corresponda.

8 comentarios:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Amigo, el libro me pareció un ASCO en todo el sentido de la palabra. Lo siento, soy sincero.
De la película, no pienso verla, y te pregunto. Qué buena película se puede sacar de "ESO".

Y, por favor, espero que borres este comentario.

En cualquier caso, TODO LO MEJOR PARA TI, SIEMPRE!!!

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Sinceramente.

...

Jogreg dijo...

No tienes por qué sentir el hecho de que no te haya gustado el libro. Si a todos nos gustara lo mismo sería una ladilla, ¿no crees?
Saludos, jefe...

Anónimo dijo...

Querido Amigo: No he leido el libro y siguiendo tu sugerencia me brinqué el pedacito que relata los detalles finales. Cuando la vea te comento.
Firma: Cabina Terrestre que en cualquier momento volará, si es que no me encuetras antes

EnigmasExpress /Gandica dijo...

Es muy difícil o poco común que una película supere un libro y más aún si uno lo ha leído. Ahora bien creo que el punto no es si la película sea buena o mala. El film tiene una intención clara: primero de llegar a las grandes masas de forma digerible y luego plantearnos
un escenario alegórico y de parábolas, que nos invita a cuestionarnos lo que damos por cierto y a romper cierta hipnosis religiosa colectiva. Hay muchas cosmovisiones que apuntan en ese sentido.
Da Vinci se ha convertido en un poder frente a la verdad oficial. Más allá de una película polémica cualquier católico tiene que plantearse que existe una lucha entre el dogma y la heterodoxia. La verdad impuesta religiosa y la otra verdad oculta y herética. La otra verdad gnóstica, mágica, esotérica tan temida por la iglesia como poder-establishment. Es ahí donde el espectador tiene que empezar una búsqueda por otro lado de esos planteamientos. Y que por supuesto no le gusta a la iglesia.
Gran saludo

Câline dijo...

Bueno... casi no estoy de acuerdo con nada de lo que dices... pero te entiendo totalmente y respeto tu opinión.
Debe ser que a mí muy pocas cosas me vuelven loca y que no me dejo llevar por los bombos y platillos conque la publicidad vende las cosas.
El libro me parece muy entretenido, de la misma manera en que me parece entretenido ver un capítulo de LOST o de las chicas superpoderosas. No cambió mi fe ni soy una persona diferente por él.
En cuanto a la película, pues la vi con mi esposo que ni por asomo había leido el libro y a él le encantó por lo que es, como a mí: una película.
No es la primera ni será la última película adaptada de un libro. Las adaptaciones , desde mi punto de vista, responden a la visión de cada lector. A mí me parece que está bien adaptada y que no representa un riesgo para la fe de nadie, así como tampoco el libro.
Ahora bien, sí hubo gente que sintió que la vida le cambió después de ver La Pasión de Cristo... así que seguro la habrá que le cambie con El Código Da Vinci... pero eso es asunto de ellos.
Me encanta cómo escribes, me parece que eres una persona que no tiene problemas para expresar tus opiniones ni para escuchar las de los demás.
Saludos!

. dijo...

Hola, a mi me gusto mucho el libro, lo lei varias veces, y personalmente me encanta como el libro ha afectado a la iglesia (no me refiero a los creyentes catolicos en si) sino a las grandes cabezxas d ela iglesia que les dio panico este libro.

La verdad esperaba mucho de esta pelicula, es un gran libro y el director es muy bueno, personalmente me encanto la pelicula con rusel crowe, y pense que esta pelicula seria algo asi en cuanto a la direccion se refiere. Pero termino siendo una pelicula extremadamente aburrida y que desaprovecha mucho a las ideas del libro, ademas que pienso que todo empezo mal con ese casting que hicieron.

Yole dijo...

Hola!
Bueno conociendo tu blog me encuentro con este post tan interesante.
Te cuento que me lei el libro hasta la mitad porque me pareció muy malo. Y bueno, la pelicula la ví porque me invitaron, OJO no en el cine, si no comprada a un buhonero.
Inicie una campaña de NI UN BOLIVAR PARA DAN BROWN.
Me parece que su libro y la adaptacion a la pelicula es puro y neto marketing.
No me gusto la pelicula, es aburridisima, y es cierto que el unico pedazo "impactante" es cuando Silas iba a matarlos, pero ya. Hasta alli.
Sinceramente, estuvo mejor la Era del Hielo