25 de mayo de 2006

Lluvia

Camina a prisa, tratando de evitar los grandes pozos de agua que se forman sobre las aceras. El agua se le cuela a chorros, siente que no hay un solo centímetro cuadrado de su cuerpo que no esté mojado. No tiene como cubrirse, pero tampoco intenta colocarse cerca de las paredes de los edificios, aprovechando cada resquicio que ofrece la arquitectura para protegerse. Muy en el fondo sabe que es inútil tanto esfuerzo, y tampoco le importa.
Aunque la calle está iluminada, la lluvia es tan fuerte que logra verse poco o nada a los alrededores. La zona normalmente bulle por la cantidad de establecimientos y cafeterías que sirven de refugio a quienes intentan escapar de la rutina del trabajo y de las obligaciones diarias del hogar. Sin embargo, hoy todos estan a resguardo, los comercios estan casi vacíos, incluso apagados, parece un pueblo fantasma, con uno que otro auto que pasa a baja velocidad.
Camina a prisa. Huye. No está muy seguro del lugar al que sus pasos lo dirigen, ¿pero quién ha estado seguro de eso alguna vez? Una sola cosa tiene muy clara: No regresará al lugar de donde viene. El pasado es un lugar tan oscuro como esa calle que ahora se limpia con la lluvia, y que también a él lo rebautiza. Es una lluvia que sana heridas, que purifica almas. Es un pasado que ya parece remoto, pero que tampoco está dispuesto a olvidar.
Será un hombre nuevo, aunque las cicatrices estarán allí para recordarle que la vida le brindó una nueva oportunidad.

7 comentarios:

Cabina Terrestre dijo...

Caramba que prolífico..sólo me resta decir una frase clichet "si así llueve, que no escampe"..auguri niño jogreg

Deliamar dijo...

El pasado es historia, el futuro no existe..lo único que nos queda es el aqui y el ahora...saludos

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

Todo momento es un buen instante para comenzar algo, siempre.El pasado, el presente y el futuro se unen, se funden y viven en nosotros.

Todo lo mejor para ti

PS: Me gusta, y mucho, tu forma de escribir. Ojalá yo tuviera ese don.

JOSHUA dijo...

El agua... no hay cultura, ni ser humano que la dignifique... no hay ser que no esté abierto a su escencia... será porque nuestro cuerpo tiene un 90 % de agua... Así todo lo que somos es agua... y es una posibilidad.

Câline dijo...

"aprovechando cada resquicio que ofrece la arquitectura para protegerse"

Me encanta esta imagen...

rafico dijo...

Cuando empecé a leer sentí que habia algo de erotismo cuando decías que cada centimetro de su cuerpo mojado, pero resulta que la lluvia tambien disimula lágrimas y creo que ello es lo que dejas implícito.

Sabes que creo, que tu mirabas a laguien por una ventana miestras llovia. O será que evocas a alguien?

Un abrazo

Remedios Kaseros dijo...

Excelente Hermano..!