8 de agosto de 2006

¡Abajo los anticonceptivos!

Ando medio preocupado en estos días por aquello de que tenemos proyectos nuevos y ganas de crecer en el área de la animación para televisión. Es una preocupación que de vez en cuando me hace estallar la neura, y que a veces me da la impresión de que hay ciertos problemas de caracter estructural que no puedo enfrentar y que se interponen entre las metas y uno. Y en el caso de que se puedan enfrentar, entonces el asunto es que requiere de un esfuerzo y unos recursos mayúsculos que, en este momento, no tengo.
Y es ahí cuando, en medio de la neurosis, me pregunto por qué carajo viviré yo en un país tan chiquito. En un país con tan poquita gente. En Venezuela deberían prohibir el uso de los métodos anticonceptivos. Deberían ponernos a parir muchachos como locos. No importa la tendencia sexual, todo hombre debería preñar al menos a una mujer, aunque después ande viendo para otro lado, no importa. Tendría que ser una política de estado poblar este país, hacer crecer cada pueblo, cada caserío, cada ciudad, hasta que no quepa más nadie, y que de aquí a veinte años Caracas sea como Ciudad de México: un gentío que no sabe donde meterse. Que Maracaibo sea la Nueva Delhi del Caribe. Que Valencia y Caracas solo tengan al Parque Henry Pittier de por medio. Que Ciudad Guayana se parezca más a Nueva York que a Guasipati. Que Puerto La Cruz y Margarita se comuniquen por un puente y que a los lados del puente viva gente que vende empanadas.
Les juro que a veces me pregunto por qué vivimos en un país tan chiquito. Y lo pregunto, con la certeza de que uno de nuestros principales problemas como país es que el mercado es mínimo. Hay talento, pero somos tan poquitos que todos están ocupados haciendo quien sabe qué. Porque producimos poquito, pero tan poquito, que nuestros productos prácticamente no se exportan. En serio: para hacer crecer la economía de este país, lo que hay que hacer es "crecer y multiplicarnos".
¿Por qué la descarga? Todo surge de mi post anterior y del autor del dibujo que publiqué. Me puse a revisar el asunto (llegué a él por casualidad, estaba buscando algo bonito que tuviera que ver con los abrazos), y resulta que existe una Asociación de Ilustradores Profesionales de Valencia-España. Y nada más que en ese directorio hay por lo menos 100 ilustradores que son una maravilla. Que quisiera yo disponer de un directorio de 50 para llamarlos a ver si nos ayudan con la comiquita...
Pero no. Aquí todos están haciendo páginas web. Y como les pagan medianamente bien, pues cualquier otra cosa es un riesgo.
Los escritores, la misma cosa. Todos están haciendo telenovelas o tratando de sobrevivir escribiendo en alguna web chinchurria de "literatos" que leen unos pocos. Y mientras tanto, venden celulares en algún centro comercial.
¿Cómo hace uno para que la gente se arriesgue en este país, si a la hora de la chiquita, lo que uno produce lo va a consumir tan poca gente? Porque por eso es que digo que hay que multiplicarnos... Un programa de televisión en Venezuela, promedio, con buena audiencia, alcanzará el millón de personas a lo sumo. Más aún ahora, con la diversificación de la oferta a través del cable, los canales nacionales han visto mermada su participación en el mercado local.
Entonces, producir un programa de televisión puede ser bastante costoso, pero un canal no lo comprará ni de cerca a un precio que cubra los costos. Entonces, hay que comercializar. Conseguir anunciantes. Pero resulta que en un mercado tan pequeño como este, conseguir anunciantes es como pedir favores: no es realmente una inversión. Tienes que ser pana del pana del pana para que efectivamente el pana te "ayude" con una cuña.
¿Todo por qué? Porque somos un país de 25 millones de habitantes.
Entonces, no hay quien produzca y no hay quien compre.
En Estados Unidos, Europa, Asia, hay un gentío tan grande, que hay quien compre lo que sea y siempre será un buen negocio. Y por supuesto, mucha gente para producirlo. Nadie anda pariendo por ahí a un muchacho que sepa dibujar, o a alguien que sepa escribir. Siempre hay alguien.
Claro, hay negocios más lucrativos que otros, pero en todo caso, hay tanta gente que si uno saca a vender lo que sea, en un rato se deshace de eso -en mi pueblo hay un dicho que es muy cochino, que por eso no lo digo, pero tiene que ver cosas que se pueden vender en palito-.
Por eso es que Chávez tiene razón en una cosa -por si acaso, no soy chavista-: miremos al sur. Desde México hasta la Patagonia, hay un mercado enorme que debemos aprovechar. El tema de la integración es fundamental para expandir nuestros horizontes. Porque es obvio que no nos podemos poner a parir como acures. Además, no hay real para eso tampoco (ni que el gobierno se pudiera hacer cargo del muchachero).
Luego de la descarga, lo que necesito es gente talentosa, ilustradores con conocimientos de herramientas como Freehand o Illustrator. Que quieran embarcarse en la aventura de hacer comiquitas venezolanas. O escritores que siempre hayan querido crear sus propios superhéroes.
De los 25 millones, alguno debería haber por ahí, ¿no?
Besos y abrazos a quien corresponda...

P.S.: No estoy en contra de los anticonceptivos. Muy por el contrario, creo que no deben faltar en su hogar, automovil, cartera, bolso, maletín o cualquier otro adminículo que le permita hacer uso de él cuando le llegue el momento de estar más cerca...

6 comentarios:

Richard dijo...

el problema radica fundamentalmente en que realmente somos un paisito la totalidad de venezolanos la hay solo en la capital de mexico, el el DF, el esfuerzo es grande, que hay que hacer para surgir en este paisito... pero... con calidad que e sloq eu queremos lograr, con contenidos, con buena onda podremos ... espero yo... que nuestros productos se vean desde alaska, hasta el tibet, desde falcón a singapur, de malasia a la conchinchina

Luis Carlos dijo...

me encantó.... salvo que yo estoy a favor de los condones patrios....
Muy bueno. Arriba los animadores. Si necesitas buenos libretistas pásate por los hermanos chang.

Un abrazo de gente que se arriesga

protheus dijo...

Estás viendo el problema con un tino y un enfoque excelente, pero por el lado errado del telescopio.
Jajaja, me explico, amigo, y tómate como lo que es, una broma, lo anterior, por favor:
El problema es la mentalidad de pobreza que tenemos. Sí, por religión, por sociedad, por mezcla de razas, hemos aprendido que ser pobre es una virtud, y rico es ser maluco. Aunque aquí secreta o abiertamente todos deseamos ser "bien malucos", aspiramos que los colegios y universidades sean gratis, los servicios de salud, gratis, los servicios públicos, gratis; y si no, esperamos subsidios y otras limosnas.
Producir riqueza verdadera no es prioritario. ¿Para qué, si en el gobierno nos enchufamos y es más fácil robar?
Entonces, pagar por publicidad, por imagen, por tener por ejemplo edificios dignos, hermosos, nos parece tonto...
Triste, pero cierto.
Y disculpa que desvaríe un poco, es que ando enfermo.
Saludos.

El "Dulzor de Ostras" dijo...

El problema es educación. Se nos acostumbró a comprar cualquier cosa que venga de los Estados Juntos, cualquier cosa, y sencillamente no creemos en nuestros potenciales. Fíjate el boom de Ilan, Franco de Vita y toda esa gente a los inicios de los 80’s, no había dollares (ja, ja, ja) para traer buenos espectáculos y descubrimos, de pronto, que teníamos entre nosotros maravillosos artistas.

Está abriendo camino…, el señor dueño “der miqui” comenzó con tres monedas, justo con las cuales dibujó la cara del fulano ratoncito, y fíjate hasta parque temáticos tiene.

Volveré, si Usted me lo permite.

CABINA AÉREA dijo...

No te achicopales, aunque hay mucha verdad en tus palabras. Este, nuestro hermoso país, es un mundo inagotable de posibilidades...

ShadowWriter dijo...

Bueno, bueno el post...

y... ¿podria postular a la "Cebollita Nocturna"?

Y tengo un pana que creó a "La Yuca: Un Tubérculo muy arrecho" teniamos planeado un crossover, pero nuestra producción se ha reducido bastante y nunca lo hicimos.

YO estoy dispuesto a desarrollar a "Cebollita" (por ahora son unos posts medio raros en mi blog (que por cierto lo abandoné por el MSN, pero ya vengo de regreso), pero le puedes echar una leída)... y valga la cuña