17 de agosto de 2006

La casa estaba vacía

La casa estaba vacía. No había muebles, ni alfombras, ni cuadros, ni espejos. Todo había sido recogido, perfectamente embalado, inventariado y guardado.
Cada espacio, cada esquina, guardaba un momento. Y esos momentos también habían tenido la oportunidad de ser clasificados y atesorados en algún lugar del alma. Pero, a pesar del enorme inventario de recuerdos, el alma se sentía extrañamente vacía. Se había creado un espacio imposible de llenar. Como si la casa fuera muy grande y los muebles muy pequeños. O peor: quizás la casa ya no tenía paredes. Una explosión -una dolorosa explosión- había acabado con ellas.
Entonces, por momentos el tesoro parecía no tener sentido.
Pero no había perdido valor...
Simplemente, no había con quien compartirlo.

Todavía quedan en las paredes de la casa una leve sombra de los muebles que ya no están. Pero pronto una mano de pintura desvanecerá esa marca del pasado y todo se verá nuevo, como si nadie hubiera habitado esa casa. Nuevos habitantes ocuparán el lugar, y entonces todo será futuro.

________________________
La fotografía es tomada de Canteli Diseño Gráfico

7 comentarios:

Richard dijo...

vergaaaa... deja cabezón... por momentos me situe en los paises arabes en guerra, el libano, pero por momentos me situe en cualqueir lugar de caracas a pesar de la bomba, pero deja un sentimiento desoladoramente esperanzador

gustavo dijo...

Qué asombroso, esa casa peude ser un espcaio físico o un lugar dentro de nosotros. Esa casa fuí yo hace algún tiempo atrás, con miedo de volver a serlo..........Gracias por deleitarnos con la inmensa creatividad de tu pluma

rafico dijo...

Los espacios albergan recuerdos y ponemos en ellos alguna especie de esencia.

Cuando algo cambio estos evocan nostalgias.

Creo
CAmbiar un espacio ayuda, pero en los rincones aún estará el halo de quien extrañamos.

----
Un abrazo.

Naky Soto dijo...

¿Ley de vida?

Me encanta la promesa sobre lo que está por venir...

De lujo cabeza de chola ¡de lujo!

Un abrazo con Pinco Pitsburg,

Jogreg dijo...

Richard: siempre pasan cosas que te obligan a repensarlo todo. La bomba te permite ver las cosas de otra forma.

Gustavo: gracias a ti por tan hermoso comentario.

Rafico: Nunca podremos deshacernos de nuestros recuerdos, aunque cambiemos todo nuestro entorno. Pero solo serán eso: evocaciones.

Naky: La idea es que siempre podamos ver hacia adelante. No soy de los que puede andar por la vida pensando que no hay mañana. Un abrazo AV-2000.

Saldivia dijo...

Me hiciste recordar un concepto muy particular, el "genius loci" o espíritu del lugar. La arquitectura sin personas que la usen se convierte en escultura hueca, en mera aglomeración de materiales. Y aunque la pintura, el agua y jabón, el cambio de pavimentos lo intenten, siempre quedan rastros de los antiguos usuarios en los lugares más inesperados.

CABINA AÉREA dijo...

Caramba, que post tan buenos...puro lujo